Consejos para sanar rápidamente una quemadura de la cama solar

Escrito por Tiffany Phillips
Protege tu piel incluso cuando te estés bronceando.

Broncearse en una cama solar puede ayudarte a prepararte para una ocasión al aire libre o unas vacaciones, pero estas camas también pueden ponerte más roja que una langosta. Es sencillo evitar quemaduras con el uso del filtro solar, pero es mucho más difícil eliminarlas rápidamente.

Agua fría

Enfríate en la bañera.

Cuando adviertas que te has quemado, haz correr agua fría sobre el área afectada de 5 a 10 minutos para calmar la piel. Para secarte, date golpecitos con una toalla, no te frotes. También podrías cubrir tu piel con una compresa fría, como una toalla húmeda. No cubras la quemadura con hielo, pues puede irritar más la quemadura y tener resultados indeseables.

Humectar

Permanece humectado con loción con aloe.

Aplica constantemente productos humectantes en la piel (especialmente que tengan aloe) para evitar que la piel se seque y te duela más. Evita todo tipo de loción que contenga alcohol ya que te secará más la piel. Ten cuidado con los productos de tratamiento para las quemaduras de sol que contienen anestésicos (como la benzocaína), especialmente en niños pequeños. Estos productos hacen más daño que bien. Sigue con un producto con aloe y asegúrate de tener la piel lubricada.

Evita el sol

Si es posible, permanece en la sombra.

Si ya estás quemado, evita lo más posible el sol hasta que la quemadura se haya curado. Estar a la sombra o en el interior hasta que el sol comience a ponerse puede acelerar el proceso de curación. Cuando debas estar al aire libre, usa ropa protectora, como sombreros de ala ancha, gafas para el sol, mangas largas, pantalones y filtro solar. Aplica el filtro antes de salir y nuevamente cada pocas horas, si debes estar al aire libre. Esto reduce las posibilidades de un empeoramiento de la quemadura.

Toma aspirina

La aspirina ayuda a manejar el dolor.

Las quemaduras de sol suelen ser muy dolorosas y tomar una aspirina con actaminofeno reduce ese dolor si se las toma regularmente. Si sientes que vas a quemarte después de exponer tu piel a los rayos UV de la cama solar, toma de inmediato do aspirinas y continúa tomando 2 cada 4 horas. Esta acción preventiva puede eliminar parte de las molestias de la quemadura y permitirte iniciar más rápido el proceso de sanación. Recuerda beber mucha agua cuando tomes la aspirina. La deshidratación solo empeora la situación.

Duerme

Trata de descansar en un cuarto a oscuras.

Trata de descansar en un cuarto a oscuras. Si lo necesitas, toma un sedante o toma un té herbal. Esto deberá quitarte parte de la sensación de la quemadura en tu cuerpo, pero no necesariamente el enrojecimiento. Antes de disponerte a dormir, sumerge algunas toallas de papel en un té no azucarado y colócalas sobre la zona quemada. Esto también ayudará a aliviar la sensación de quemazón.