Consejos para padres solteros que ahorran dinero y tiempo

No sólo eres la proveedora multitarea, el árbitro y la enfermera cuando eres una madre soltera, estás a cargo de organizar las cosas para el fin de mes y encontrar tiempo para exprimir todo en el día. La mayoría de los hogares monoparentales tienen que ser muy prudentes a la hora de decidir cómo gastar el tiempo y el dinero. Algunos cambios en tu horario actual, en las técnicas de presupuestación y en el enfoque doméstico pueden hacer una gran diferencia.

Programar

Dado que eres la responsable de asegurar que las tareas se hagan, puede ser estresante y fácil olvidar algunas cosas en el camino. Escribir una lista de tareas diarias, haciendo una programación y la creación de una lista de tareas puede añadir una estructura a la semana, ahorrándote tiempo en el largo plazo. Agarra un calendario de pared o de escritorio, un lápiz y un papel. Anota todas las citas, eventos deportivos y reuniones de la escuela en el calendario con la hora escrita al lado. Un sistema de código de colores ayuda aquí, un lápiz rojo para la escuela, un lápiz azul para las citas y un lápiz verde para los deportes. Este calendario te ayudará para planificar el futuro, compartir el vehículo, averiguar sobre el cuidado de niños y evitar un desastre caótico de última hora. A continuación, dale prioridad a tu lista de tareas para la semana para crear tu lista de tareas pendientes. Haz esto durante la próxima semana. Escribe esto en un tablero blanco y borra cada tarea a medida que la completes. No sólo te sentirás bien al eliminar tareas, sino que esto te ahorra el tiempo que normalmente pierdes tratando de averiguar lo que te olvidaste de hacer.

Tareas del hogar

A medida que los niños crecen, pueden ayudar en la casa también. No debería haber ninguna razón principal por la que no puedan ayudarte a aspirar, barrer, limpiar el polvo, doblar la ropa, sacar la basura o cargar el lavavajillas en sus años de edad escolar. La ayuda de reclutamiento de ellos te ayudará a ahorrar tiempo para hacer otras tareas o actividades, como jugar a un juego con ellos. Puedes ofrecerle una indemnización a cambio de sus servicios, si lo puedes encajar en tu presupuesto o compensarlos con un tiempo extra con mamá, alabándolo, minutos adicionales de tiempo de televisión o con un pequeño regalo después de la cena.

Presupuesto

El dinero es a menudo difícil de conseguir en los hogares monoparentales, ya que sólo hay un ingreso. Antes de dirigirte a la tienda, escribe una lista de las necesidades y aférrate a ésta. Ve a varias tiendas en busca de descuentos. Si no has ido a una tienda de segunda mano antes, dale una oportunidad. A menudo podrás encontrar ropa y muebles para niños a muy bajo costo allí. Dile a los niños que recorten cupones y úsalos mientras estés fuera. Enséñale a tus hijos cómo reutilizar los elementos en lugar de tirarlos a la basura. En lugar de tener que comprar un nuevo sostenedor del lápiz, por ejemplo, utiliza un tarro de jalea limpio y vacío o pueden utilizar los contenedores de toallas para bebé vacíos para almacenar pequeños juguetes, pegatinas y artículos escolares.

Viajes y convites

Ser madre soltera significa a menudo que desechas tus necesidades y deseos detrás de todo lo demás. Con algunos retoques a tus técnicas de ahorro de dinero, puedes encontrar que puedes disfrutar de vez en cuando. Cada vez que te paguen, pon una pequeña cantidad de dinero en efectivo en un frasco, cuenta de ahorros especial o en una caja contra incendios. Incluso US$10 a US$20 por cheque funciona. Puede tomar algún tiempo, pero al ser diligente en poner a un lado ese dinero valdrá la pena cuando puedas utilizarlo para tomarlo para ti misma y para los niños en unas vacaciones familiares. Para recompensarte por todo tu duro trabajo, ahorra algo de dinero para algo que sea sólo para ti. Esto puede ser el dinero de cada cheque de pago o el cambio de la moneda después de un viaje de compras. Si quieres motivarte a hacer ejercicio y recompensar tus esfuerzos, coloca US$1 en un frasco cada vez que hagas ejercicio. Una vez al mes o dos, gasta ese efectivo en algo especial, como un masaje, ropa o una nueva herramienta.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por enrique pereira vivas