Consejos para que un niño de 18 meses de edad se quede en la cama

Escrito por shelley frost | Traducido por mar bradshaw
Asegúrate de que tu hijo de 18 meses de edad está listo para una cama de niño.

El cambio de un niño de 18 meses de edad a una cama de niño se produce por diferentes razones. Tu hijo puede estar trepando fuera de la cuna o puedes necesitar espacio para un nuevo bebé. No importa cuál sea la razón, los niños de esta edad a veces prueban la libertad de la cama de niño levantándose cuando deberían estar durmiendo. Que tu niño se quede en su cama requiere mucha paciencia y estrategias específicas.

Haz que sea atractiva

Las camas para niños pequeños vienen en una variedad de estilos. Muchas cuentan con personajes atractivos y colores brillantes. La ropa de cama de niños también viene en una variedad de patrones. Elige un conjunto de cama y ropa de cama que atraiga a un niño de esta edad. Si le gusta un personaje de televisión en particular, compra un juego de cama con este personaje en él. Otra opción es llevarlo a la tienda y dejar que él mismo elija la ropa de cama. Agregar su manta favorita y unos muñecos de peluche especiales también hace que la cama del niño sea más atractiva.

Haz que sea un gran suceso

A muchos niños les gusta sentirse como niños grandes, lo que puede funcionar a tu favor durante la transición a la cama. Llamar a la cama una "cama de niño grande" puede animar a tu hijo de 18 meses de edad a dormir y permanecer en su cama. BabyCenter recomienda hacer una fiesta de "cama de niño grande", completando con los invitados y la presentación de los nuevos arreglos para dormir.

Rutina antes de acostarse

Las rutinas antes de acostarse ayudan a que los niños se duerman sin importar donde estén durmiendo. Si tenías una rutina constante establecida antes de cambiar a tu hijo a la cama de niño, continúa con esa rutina. La familiaridad ayuda a señalar a tu hijo que ya es hora de ir a dormir. Mantén una rutina de dormir tranquila, con los mismos elementos cada noche.

Consistencia

Si una cama de niño atractiva y una rutina de dormir no están ayudando, poner constantemente a tu hijo de 18 meses de edad de vuelta en su cama ayuda a enseñarle a permanecer allí. What to Expect recomienda llevar a tu hijo de vuelta a su cama sin hablar ni enojarte. Al principio, puede que tengas que devolverlo a la cama varias veces por noche. Finalmente, él aprenderá que tiene que quedarse en la cama. Mecerlo para dormir o sentarte a su lado hasta que se duerma hace necesario que esas condiciones deban cumplirse para que alcance el sueño. A menos que quieras sentarte al lado de su cama cada noche, es mejor enseñarle a dormirse por sí solo en su cama de niño.