Consejos para montar bicicletas de piñón fijo

Una bicicleta de piñón fijo (también llamadas "fixie") es una máquina de una velocidad con una transmisión fija, lo que significa que los pedales se mueven a la misma velocidad que la rueda trasera. Es imposible dejar de pedalear en esta clase de bicicletas, lo que produce un estilo de montar diferente al de las bicicletas equipadas con piñón libre. Montar una bicicleta de piñón fijo desarrolla la fortaleza en las piernas, la técnica de pedaleo y la eficiencia general al montar, conforme el ciclista pedalea por toda clase de terreno.

Selección de piñón

Elige un piñón adecuado para el terreno. Para rutas con pendientes, elige un piñón lo bastante suave como para subir una colina, pero lo bastante pesado como para que puedas pedalear colina abajo de forma segura (debes pedalear incómodamente rápido conforme la rueda trasera acelera colina abajo). En los caminos planos, usa piñones más pesados para aumentar la potencia o más ligeros para mejorar la cadencia de pedaleo. Las velocidades más duras te hacen más ágil en situaciones de tráfico pesado, pues te permiten acelerar rápidamente para evitar el peligro.

Manejo de la bicicleta

Realiza arcos más anchos y evita inclinarte en las esquinas para evitar rozar los pedales con el piso al pedalear en una curva. Para reducir el impacto de los caminos agrestes y la tierra en tu bicicleta y en ti, levántate a más o menos una pulgada del sillín y absorbe el impacto con las rodillas.

Detenerse

Puedes detener una bicicleta de piñón fijo sin usar un freno, "bloqueando" la rueda trasera y deslizándote hasta detenerte. Para hacerlo, presiona la parte trasera del pedal (o pedalea hacia atrás) de forma que la rueda trasera no pueda moverse. Puede balancearte hasta detenerte sin quitar tus pies de los pedales, aplicando presión uniforme hacia abajo sobre ambos pedales. Este método para detenerse evita la molestia de volver a posicionar los pedales a la parte inicial del movimiento de pedaleo, de forma que sólo tengas que volver a subirte al momento de volver a pedalear. Para volver a posicionar los pedales después de detenerte, levanta la rueda trasera del suelo y usa un pie para mover los pedales a la posición de inicio deseada.

Seguridad

Aunque es posible montar una bicicleta de piñón fijo sin frenos, es muy peligroso hacerlo por una avenida. Instala una freno frontal para que puedas detenerte rápidamente en caso de emergencia. Asegúrate de que el marco tenga punteras horizontales (las muescas donde el eje trasero encaja). Esto te permitirá ajustar la tensión de la cadena de forma adecuada y evitará que la rueda se salga al deslizarte. Siempre usa pantalones cortos o ajustados al usar una bicicleta de piñón fijo. Los pantalones holgados pueden enredarse en la cadena y provocar que choques y te lesiones. Usa pedales con clips o automáticos para fijar tus pies a los pedales. Si tus pies se zafan en un descenso rápido, los pedales podrían golpear tus piernas y causar lesiones severas. El tiempo de reacción puede reducirse con las bicicletas de piñón fijo, así que presta atención al camino y anticipa los obstáculos.

Más galerías de fotos



Escrito por claire lunardoni | Traducido por eduardo moguel