Consejos para mantener la postura al caminar

La postura afecta a todo el cuerpo. Tener la postura correcta para caminar te ayudará a respirar mejor, tener una óptima circulación sanguínea y mantener la espalda, caderas, rodillas y tobillos saludables. Según Danny Dreyer, autor de "ChiRunning" y "ChiWalking", esto también disminuye las posibilidades de lesiones debido a que distribuye uniformemente el peso de tu cuerpo. También tendrás más resistencia y podrás caminar distancias más largas sin cansarte tan rápidamente.

Alineamiento

Imagina que hay una cuerda atada a la parte superior de tu cabeza que se eleva suavemente, manteniendo tu columna vertebral recta, alineando las orejas, hombros, codos, caderas, rodillas y tobillos. Si tiendes a inclinarte hacia adelante o hacia atrás mientras caminas, recuerda a la cadena tirando hacia arriba y finge que estás tratando de hacer tu cuello más largo. Esto le recordará a tu cuerpo que debe alinearse y mantener una postura óptima.

Hombros

Según el profesional de la técnica Alexander, Ethan Kind, una postura correcta para caminar debe permitir que los hombros floten por encima de la caja torácica y que los brazos cuelguen a los lados. Esto permite que el aire masajee la cintura escapular y los músculos de la espalda. Para lograr esta apertura en los hombros y el pecho, enconge los hombros al inhalar y suéltalos en la exhalación, relajándolos y dejándolos caer un poco hacia atrás.

Ojos

Mirar el piso mientras caminamos es una tendencia común. Sin embargo, esto desalinea tu cabeza del resto del cuerpo. Es mejor enfocarte unos 15 a 20 pies hacia adelante sin mirar hacia abajo. Si el suelo es inestable, usa tus ojos, y no todo tu cuerpo, para mirar hacia abajo y ver donde pisas.

Pies

Toca el suelo con el talón en primer lugar. Esto mantiene la alineación general y también te da equilibrio, especialmente si estás caminando rápido. Usa los dedos de los pies para tomar impulso para tu siguiente paso. Usa zapatos cómodos que soporten el arco de tus pies y evita los tacones altos que te hacen caminar primero con los dedos.

Rodillas

Según la Harvard Medical School, tus rodillas son una de las articulaciones más grandes del cuerpo y debes darles un amplio rango de movimiento, ya que soportan todo el peso del cuerpo. Mientras camines, la rodilla de la pierna que lleva el peso debe estar doblada y debe flexionarse solo hasta que te impulsas con los dedos.

Más galerías de fotos



Escrito por ana cassis | Traducido por elizabeth funes