Consejos para lavar las chaquetas de plumas

Aunque las chaquetas de plumas son costosas, son resistentes y duraderas y crean calidez sin agregar bulto. Las chaquetas de plumas también respiran, manteniéndote cómodo al dejar que transpires y que otro tipo de humedad se evapore. El cuidado correcto de una chaqueta requiere limpieza regular, lo cual preserva la apariencia, restaura su forma y extiende la vida de la chaqueta. Aunque se recomienda llevarlas a la tintorería, la mayoría de las chaquetas se pueden lavar y secar de forma segura en casa.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Detergente suave
  • Jeans u otra ropa pesada
  • Toallas
  • Tenis limpios o pelotas de tenis

Instrucciones

  1. Cierra todas las cremalleras y pega todo el velcro antes de lavar tu chaqueta de plumas. Voltea la chaqueta de adentro hacia afuera.

  2. Programa la lavadora con el ciclo de lavado suave o delicado con agua tibia.

  3. Coloca dos o tres artículos pesados, como un par de jeans, dentro de la lavadora con la chaqueta. Los artículos pesados ayudan a frotar la chaqueta y también mantienen la lavadora balanceada.

  4. Lava la chaqueta en agua tibia utilizando un detergente suave.

  5. Levanta la chaqueta cuidadosamente cuando la pases a la secadora ya que las chaquetas de plumas son muy pesadas cuando están mojadas. No la exprimas o arrugues.

  6. Seca tu chaqueta en la secadora con la temperatura más baja, ya que las temperaturas altas pueden dañar los aceites de las plumas. En algunos casos, las temperaturas altas también pueden dañar o derretir la tela exterior de la chaqueta.

  7. Coloca dos o tres toallas en la secadora para que absorban la humedad y se acelere el secado. Además, agrega unos tenis o unas bolas de tenis a la secadora para que esponjen las plumas y se dividan cualquier grumo.

  8. Retira la chaqueta de la secadora cada 5 a 10 minutos. Espónjala con la mano y regrésala a la secadora. Puede tomarte cerca de una hora para que la chaqueta se seque por completo.

  9. Retira la chaqueta de la secadora cuando las plumas estén esponjosas y ya no se peguen. Asegúrate de que la chaqueta esté completamente seca, ya que las plumas húmedas pueden causar moho.

  10. Sacude la chaqueta para restaurar su forma.

Consejos y advertencias

  • También puedes lavar la chaqueta a mano utilizando agua tibia y detergente para ropa suave. Exprime el exceso de humedad suavemente antes de colocarla en la secadora pero nunca la arrugues o exprimas. Si la chaqueta está muy sucia, déjala remojar por una hora antes de lavarla.

Más galerías de fotos



Escrito por m.h. dyer | Traducido por alejandra rojas