Consejos de fitness para natación

La natación es un ejercicio exigente, así que modera tu ritmo cuando comiences a practicarlo. Es una forma de ejercicio aeróbico, que mejora tu salud cardíaca y pulmonar. También ejercitas los principales grupos musculares de tu cuerpo cuando nadas, por lo que es un eficaz ejercicio eficaz para calorías. Comer saludablemente y evitar las lesiones te ayudará a alcanzar tus objetivos de condición física.

Para comenzar

Es fácil comenzar cuando inicias una rutina de ejercicios de natación. Te tornas más eficiente en el agua a medida que mejoras tu técnica, pero no te sorprendas si te sientes agotado después de tan sólo un minuto de natación. Tómate tu tiempo y no trates de igualar el ritmo de la persona en el carril al lado tuyo. Localiza el "reloj de ritmo", que marca los minutos y segundos, y contabiliza cuánto tiempo te toma completar 100 metros a un ritmo cómodo. Utiliza este número para dar seguimiento a tu progreso en condición física a través del tiempo. Eres más eficiente en el agua cuando mejoras tu técnica, así que considera tomar clases si quieres nadar distancias más largas sin tener que parar para descansar.

Quemar grasa y dieta saludable

Los entrenamientos de quema de grasa son largos y lentos. Cuando haces carreras rápidas, tu cuerpo quema carbohidratos para obtener energía velozmente, pero cuando realizas sesiones de natación largas y a ritmo moderado, también trabaja tu metabolismo o quemas grasa almacenada, según USA Swimming. Nadar requiere mucha energía, y los alimentos que consumes te proveen del combustible necesario para impulsarte en el agua. Sin embargo, comer calorías vacías, o alimentos altos en azúcares refinadas y grasas, no provee el tipo de combustible que necesitas. Las dietas saludables que mejoran tu desempeño y condición física en general incluyen altas proporciones de vegetales frescos y granos enteros, así como proteína magra y frutas. Nadar incrementa tu apetito, así que lleva siempre un bocadillo saludable para recargar tus suministros de energía luego de realizar ejercicio.

Aumentando la condición cardiovascular

Dar muchas vueltas lentas en la piscina hace que quemes grasa, pero si quieres mejorar tu condición cardiovascular, necesitas aumentar ocasionalmente la intensidad de tus ejercicios. Cuando nadas casi a tu máximo esfuerzo, aumentas tus ritmos cardíaco y respiratorio. Después de calentar con vueltas a ritmos lento a moderado, intenta hacer breves lapsos de natación rápida. Nadar más rápido podría dejarte sin aliento al principio, pero después de unas cuantas sesiones de ejercicio, tu nivel de condición física mejorará.

Aumentando la fuerza y el equilibrio

Cuando realizas sesiones intensas de natación, corres el riesgo de ejercitar ciertos músculos de más y dejar a otros más débiles en comparación. La natación se apoya principalmente en el cuerpo superior y los hombros, y ejercitarte de más puede causar problemas de postura y dolores en la espalda. Puedes evitar lo anterior y beneficiarte añadiendo algunos ejercicios de natación a las vueltas de nado que realices para aumentar la fuerza. Ejercitas tus músculos abdominales y piernas realizando patadas de aleteo verticales, que es la patada estilo libre realizada en una posición derecha. Intenta patear durante un minuto completo entre cada vuelta que nades. Usa una tabla de flotación y da patadas estilo libre o estilo pecho en lugar de nadar de manera recta, e impúlsate fuertemente con la pared de la piscina cada vez que cambies de dirección. Las patadas del estilo mariposa son buenas para fortalecer los músculos abdominales; usar aletas largas puede ser de utilidad para los principiantes.

Consideracioens

Aunque la natación puede mejorar tu condición física, puedes desarrollar reacciones al agua en la que te ejercitas. Cuando el cloro interactúa con los contaminantes en el agua, genera subproductos, como las tricloraminas, que pueden irritar los ojos, piel y pulmones de nadadores sensibles. Si esto sucede, cambia de piscina techada a una mejor ventilada o mantenida; si es posible, es mejor nadar al aire libre.

Más galerías de fotos



Escrito por barrett barlowe | Traducido por gerardo núñez noriega