Consejos de fitness para chicas adolescentes

Mantenerse en forma puede plantear algunos desafíos para las adolescentes. Por un lado, es cierto que esta fase de la vida suele ser absorbida del todo por la escuela, las tareas, el trabajo y las actividades sociales. Por otro, las adolescentes casi siempre se enfrentan a una serie de presiones de todo tipo que pueden hacer que encontrar tiempo para el ejercicio se vuelva demasiado difícil y necesite mucho más que planificación adicional. La mayoría de los adolescentes, tanto los chicos como las chicas, a menudo no tienen su propio auto o no cuentan con licencia de conducir, por lo que las rutinas de ejercicio que se puedan realizar cerca de casa son ideales para todos ellos. Afortunadamente, tomando en cuenta unos cuantos pasos claves, es posible que las adolescentes se mantengan saludables y activas, e incluso lleven al día sus apretadas agendas.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Bicicleta
  • Casco protector para ciclismo
  • Pesas
  • Tapete de yoga
  • Ropa de ejercicio
  • Toalla
  • Botella de agua o cantimplora

Instrucciones

  1. El ciclismo es un gran ejercicio y quizá te sirva para transportarte.

    Utiliza tu modo de transporte habitual y conviértelo en un forma de ejercicio. En lugar de subirte a un autobús para ir a la escuela, trata de ir en bicicleta o de caminar. El ciclismo y la caminata rápida son grandiosos ejercicios aeróbicos de los que las adolescentes se pueden beneficiar, así que no dudes en dedicar a estas actividades, por lo menos 60 minutos al día. Asegúrate de estar a salvo cuando realices tus rutinas. Sólo camina o monta bicicleta en zonas seguras, concurridas y bien iluminadas. Deja que tus padres y amigos conozcan la ruta que tomas.

  2. Las planchas o flexiones de codo te ayudarán a dar tono a tus brazos y abdominales, sin salir de tu habitación.

    Añade un poco de entrenamiento de fuerza a tu rutina de ejercicio. Si no tienes acceso a un gimnasio ni a equipo especializado, todavía es posible tonificar tus músculos en la comodidad de tu propio dormitorio. Haz una rutina de movimientos que utilicen tu cuerpo como resistencia, como por ejemplo las sentadillas, las planchas o flexiones de codo y los abdominales. Si tienes un par de pesas pequeñas, realiza unas cuantas flexiones de brazos mientras estudias o hablas por teléfono. Un libro pesado ​​también puede servir para ejercitar tus brazos. Procura realizar de una a tres series de 10 repeticiones por cada movimiento, asegurándote de descansar entre una serie y otra.

  3. La meditación se puede realizar en cualquier lugar que tenga un ambiente tranquilo.

    Alivia tu estrés. Ser adolescente implica lidiar como muchas presiones. El fitness puede ser una excelente manera de liberar la tensión de tu cuerpo y mente. Además de tu rutina cardiovascular, considera realizar un ejercicio relajante como yoga o pilates. Los movimientos de yoga se pueden encontrar gratuitamente en Internet o en discos DVD de alguna biblioteca local. Prepárate en tu habitación con un tapete especial o una toalla gruesa de baño y ponte en marcha. Las rutinas de yoga y pilates te ayudarán a mantenerte en forma y a ganar flexibilidad, a la vez de que te permiten controlar tus niveles de estrés.

Consejos y advertencias

  • Realiza tu rutina lentamente para evitar lesiones o estiramiento excesivo.
  • Trata de trabajar en un par de movimientos mientras ves la televisión o en pequeños descansos de 15 minutos que tomes entre tus tareas y ratos de estudio.
  • Escucha tu música favorita para hacer tus entrenamientos más divertidos.
  • Investiga si tu escuela ofrece alguna actividad física organizada que puedas disfrutar.
  • Cualquiera que sea la rutina de ejercicios que adoptes, procura consultarla con tus padres o médico familiar antes de comenzar.

Más galerías de fotos



Escrito por chloe newkirk | Traducido por pei pei