Consejos para estar en forma en el invierno

A medida que el clima se vuelve frío, puede que estés más concentrado en acurrucarte junto al fuego que en pensar como te verás en traje en baño. Aunque tu rutina de ejercicios no tiene porque consistir en caminar en el invierno. Mantener el rumbo cuando hace frío afuera puede ayudarte a ganar un cuerpo que cautivará a todos en la playa el próximo verano.

Toma la vertiente y el hielo

Estar en forma no tiene que ser un trabajo pesado. Mejor, considera involucrarte en un deporte de invierno como esquiar, snowboard o patín sobre hielo. El deporte que elijas puede ayudarte a mantenerte activo y darte un incentivo para continuar ejercitando. Si optas por un deporte de equipo o una clase en grupo, obtendrás motivación y ánimo, y tal vez creará una competencia amigable, de tus compañeros.

Hazlo adentro

Si no eres de los entusiastas de realizar un deporte en el frío y le temen a esa idea, es hora de que traslades tu rutina de ejercicios hacia adentro. Un gimnasio local o clases de ejercicios puede brindarte el incentivo que necesitas para ejercitar, especialmente si vas con un amigo. Aunque no tiene que pagar para ejercitar. Ejercicios de peso corporal simples tales como estocadas y cuclillas pueden ayudarte a mantenerte en forma; utiliza objetos domésticos tales como latas de sopa o jarras de agua como pesas.

Vence a la tristeza del invierno

El invierno puede traer depresión para muchas personas, especialmente si estás atrapado puertas adentro toda la temporada o si luchas contra el trastorno afectivo estacional. Pero ejercitar de manera regular puede ayudarte a combatir la depresión, así que si te sientes motivado, levántate y muévete y pronto comenzarás a sentirte mejor. Ponte como objetivo ejercitar durante 35 minutos por día cinco veces a la semana o 60 minutos durante 3 veces por semana para mejores resultados.

Mantente seguro

El aire seco del invierno implica que puedes deshidratarte más rápido, así que concéntrate en beber mucha agua. Si optas por ejercitar afuera, asegúrate de que alguien siempre sepa a donde vas, especialmente si vives en un clima frío. Capas abrigadas de ropa que absorban la humedad te mantendrán abrigado durante los primeros minutos de tu entrenamiento y permitirán que elimines lentamente las fuentes de calor innecesarias a medida que entras en calor.

Más galerías de fotos



Escrito por van thompson | Traducido por melisa lazarte