Consejos de entrenamiento de lucha fuera de temporada

La lucha libre amateur en la escuela secundaria y en la universidad es un deporte de invierno, pero los partidos realmente se ganan en la primavera y el verano. Es entonces cuando los luchadores necesitan construir fuerza y ​​resistencia para los partidos difíciles y una larga temporada en el tatami. Un combate de lucha libre es una de las actividades más intensas en los deportes, drenando energía a un ritmo rápido. Se necesita trabajo duro en la temporada baja para prepararse para esos agotadores minutos en el tatami.

Correr y escalar

Correr y escalar son elementos básicos para la formación de lucha libre fuera de temporada. Correr construye funciones aeróbicas y cardiovasculares, estimulando el corazón y los pulmones para proporcionar la energía necesaria para los entrenamientos y los partidos de lucha libre. El levantamiento de pesas o hacer ejercicios de resistencia similares construirán fuerza muscular de tackles y agarres. Añade estiramiento, que relaje los músculos para correr o levantar, pero también construye flexibilidad en los movimientos de lucha libre.

Corre diariamente

Corre al menos dos millas al día. Si eso es demasiado al principio, comienza con corridas más cortas y aumenta la distancia. Trata de llegar a un nivel de corrida de al menos dos millas cada día, cuatro o cinco millas por lo menos una vez a la semana. No trotes, corre a un buen ritmo. Corre sobre las colinas para construir fuerza en las piernas. Haz intervalos, corridas cortas intercaladas con el ritmo más lento, para aumentar la velocidad, la rapidez y la actividad aeróbica. Una rutina de corridas a toda velocidad es de 10 segundos cada dos minutos.

Levantamiento de peso

Levanta pesas dos o tres días a la semana. Concéntrate en los pesos pesados, sin muchas repeticiones, para construir fuerza, y no masa. Usa suficiente peso como para que la última repetición saque el máximo esfuerzo en ti. Utiliza pesas, mancuernas, máquinas de pesas o bandas de resistencia, pero asegúrate de realizar intensas sesiones de entrenamiento con pesas, aunque puedan ser breves, por lo general menos de una hora. Una rutina de Lunes-Miércoles-Viernes es ideal, pero programa tandas largas en torno a sesiones de peso.

Construye el centro

Concentra el entrenamiento de fuerza en los músculos centrales como el abdomen y la espalda baja. Utiliza ejercicios que reproduzcan la actividad de lucha libre. Los ascensos de peso muerto, las sentadillas, estocadas y prensas construyen los músculos que necesitan los luchadores para levantar un oponente de un tackle, retenerlo durante una montada o girarlo y darlo vuelta. Los rizos y otros ejercicios de brazos fortalecen bíceps para agarres. No te olvides de las manos y los antebrazos, aprieta una pelota o dispositivos de resorte para fortalecer las manos.

Flexibilidad y estabilidad

Haz ejercicios de flexibilidad y estabilidad. El estiramiento es importante antes de correr, sino que también te ayudará a escapar y revertir situaciones durante la temporada. Los ejercicios de estabilidad se pueden hacer con un ejercicio o balón medicinal. Sostén una barra de equilibrio y párate sobre una bola de ejercicio o estabilidad, dobla los brazos para rodar hacia atrás y adelante, manteniendo el equilibrio sobre la pelota. Acuéstate boca abajo sobre la pelota con los pies contra una pared y tira la pelota hacia adelante y hacia debajo de tu cuerpo. Haz lanzamientos con el balón medicinal sosteniendo la caída frente a ti y da un paso adelante y hacia un lado hasta que tu rodilla trasera toque el suelo, alternando las piernas.

Más galerías de fotos



Escrito por bob haring | Traducido por franco castro