Consejos para ejercitarse en la caminadora

El ejercicio en una caminadora puede ser de bajo o de alto impacto, dependiendo de cómo lo realices. En ambos casos requiere del soporte de peso. Las actividades aeróbicas de este tipo involucran que realices el ejercicio apoyándote en tus pies, con tus huesos soportando tu peso, según la definición de los expertos. En cualquier momento que estés soportando tu peso mientras te ejercitas, estás fortaleciendo tus huesos. Ya sea que esta sea tu meta o no, aprende algunos consejos acerca de las caminadoras para maximizar tus sesiones de entrenamiento.

Comienza despacio

Ya sea que estés poniendo tu pie por primera vez en la caminadora o seas un atleta consumado, comienza siempre tus entrenamientos con un calentamiento ligero y gradualmente incrementa tu ritmo. Incluso si solo vas a caminar, comienza lentamente. Si vas a correr, comienza con un paso rápido, progresa a trotar, luego corre a la intensidad deseada. Al incrementar gradualmente tu intensidad harás que tu cuerpo se aclimate lentamente y no causarás un shock a tu sistema. Una vez que hayas terminado tu entrenamiento, realiza ejercicio de enfriamiento de la misma manera en que calentaste.

Estírate antes y después

Cuando estás caminando o corriendo en una caminadora, múltiples partes de tu cuerpo se están moviendo. Para prepararlos para tu entrenamiento, pasa cinco minutos haciendo estiramientos dinámicos antes de subirte a la caminadora. Esto se hace con un movimiento continuo y preparan a tu cuerpo para el movimiento que está a punto de hacer. Contracciones de hombros, giros de brazos, tocamientos alternados de los dedos de los pies, elevaciones de rodilla, estocadas y rotaciones espinales son algunos ejemplos. Una vez que termines tu entrenamiento, pasa cinco minutos haciendo estiramientos estáticos para mantener tus músculos estirados y prevenir calambres. Los estiramientos estáticos se sostienen por 30 segundo o más. Una inclinación hacia adelante es un ejemplo de estiramiento estático. Mientras te quedas de pie con los pies juntos, mantén tus piernas rectas, inclina en las caderas y alcanza los dedos de tus pies. Una vez que hayas llegado tan lejos como sea posible, sostén el estiramiento.

Usa los controles

Las caminadoras tienen una función de inclinación y ajuste de velocidad. Cuando uses la caminadora, combina periodos de caminata y carrera a diferentes velocidades e inclinaciones. A esto se le llama entrenamiento de carreras o intervalos y te permitirá conseguir un entrenamiento sustancial si estás presionado de tiempo.

No te encorves

Cuando uses la caminadora, es importante conservar una buena postura. Los pasamanos en la máquina no están diseñados para que te apoyes en ellos mientras caminas o corres. Úsalos solo como ayuda para subirte y bajarte de la caminadora. Mientras te estás ejercitando, mantén tu espalda derecha, mira hacia adelante y da largas zancadas con tus piernas. Mientras lo haces, balancea tus brazos en un movimiento natural.

Manténte hidratado

Cuando te ejercitas, es importante beber mucha agua antes, durante y después de tus entrenamientos para prevenir la deshidratación. Si tu entrenamiento dura más de 60 minutos, reaprovisiónate de glicógeno con una bebida deportiva. El glicógeno es almacenado en la forma de carbohidratos, que son necesarios para obtener energía. Las bebidas deportivas están formuladas con cantidades balanceadas de electrolitos y carbohidratos para prevenir que te quedes exhausta o te quedes sin energía. Evita beberla a gran velocidad, lo que puede causar que te caiga mal al estómago.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por reyes valdes