Consejos para la dieta de las madres después del parto por cesárea

Una cesárea es un procedimiento quirúrgico al que puedes someterte para asegurar un parto seguro de tu bebé. El procedimiento requiere que el médico haga una incisión en la pared abdominal y el útero. Si bien puedes estar preocupada por la pérdida de peso después del nacimiento de tu bebé, una buena nutrición es necesaria después de una cesárea para promover la curación rápida.

Sigue una dieta saludable

La mejor manera para que puedas asegurar la curación adecuada después de una cesárea es llevar una dieta saludable, de acuerdo con Brigham and Women's Hospital. Una dieta saludable debe incluir una variedad de alimentos de cada uno de los grupos de alimentos, incluyendo muchas frutas y verduras frescas, granos enteros, proteínas magras y productos lácteos bajos en grasa. Es importante evitar la comida chatarra y los alimentos altos en calorías durante la fase de recuperación de una cesárea debido a la necesidad de limitar la actividad física. Las mujeres deben hablar de pérdida de peso con su médico después del parto, algunos pueden sugerir esperar para iniciar un plan de pérdida de peso hasta después de las 6 semanas luego del seguimiento del parto.

La ingesta adecuada de proteínas

Necesitarás la ingesta adecuada de proteínas después de una cesárea para ayudar a reparar los tejidos y promover la cicatrización, según HealthPages. Algunas fuentes saludables de proteínas incluyen aves de corral, pescado, carne roja magra y carne de cerdo, nueces, semillas y legumbres. Trata de comer de 5 o 6 onzas de proteína al día.

La ingesta adecuada de vitamina C

La ingesta adecuada de vitamina C ayuda a la cicatrización de heridas, de acuerdo con la Office of Dietary Supplements. La vitamina C también ayuda a prevenir la infección. Los alimentos ricos en vitamina C son las frutas cítricas, melón, fresas, patatas, tomates y brócoli.

La ingesta adecuada de hierro

Hay una cierta pérdida de sangre durante una cesárea. El hierro ayuda a restaurar la sangre mediante la promoción de la producción de hemoglobina. También juega un papel en la mejora del sistema inmune, de acuerdo con HealthPages. Algunos alimentos ricos en hierro son las carnes rojas, aves de corral, huevos, pescado y legumbres.

La ingesta adecuada de líquidos

El estreñimiento a veces puede ser un problema después del parto de tu bebé, de acuerdo con Brigham and Women's Hospital. Para combatir esta situación, bebe 8 a 10 vasos de agua al día para mantenerte hidratada y prevenir el estreñimiento. Buenas opciones de fluidos incluyen agua, jugo y leche.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por carlos alberto feruglio