Consejos diarios y motivación para salud y estado físico

Cómo cuidas de tu cuerpo determina tu nivel de salud y estado físico. Tomas decisiones importantes cada día sobre dieta y nutrición, actividad física y bienestar emocional. Tus opciones pueden ayudarte a reducir tu riesgo de desarrollar condiciones médicas crónicas y enfermedades y a aumentar tu salud y bienestar general. Consejos y motivación diarios pueden ayudarte a mantener la concentración, animarte a que tomes decisiones informadas y ayudar a hacer un compromiso de por vida con un estilo de vida saludable.

Progreso

Si bien los objetivos son importantes, es mejor luchar por el progreso diario y no la perfección. Progresar significa moverte constantemente hacia tus metas. Establecer objetivos de salud y estado físico realistas y flexibles es una buena manera de empezar y guiar tus esfuerzos; buscar la perfección hace que sea difícil ver cada día como un éxito y construir sobre ello. Por ejemplo, en lugar de establecer como meta realizar ejercicio todos los días, fija como meta aumentar tu actividad física en muchos aspectos pequeños cada día.

Equilibrio

Puedes alcanzar buena salud y condición física a través de un enfoque equilibrado que incluya la atención diaria a la dieta y el ejercicio. Las soluciones a corto plazo, tales como el exceso de ejercicio o las dietas de moda, te impiden comprometerte con los cambios de estilo de vida permanentes que ayudan a alcanzar y mantener la salud y el estado físico. Lograr el equilibrio requiere prestar la misma atención a la elección de alimentos sanos y nutritivos, controlar tus condiciones médicas, con la ayuda de tu doctor, realizar actividad física todos los días, agregar ejercicio regular a tu semana y tomarte tiempo para la recreación.

Salud emocional

Tu salud mental y emocional impacta en tu capacidad de atender tus necesidades de salud y estado físico. Cuida tu salud mental tomando tiempo para relajarte, manteniendo una actitud positiva, rodeándote de un sistema de apoyo de familiares y amigos y separando el trabajo de tu casa. Necesitas entre siete y nueve horas de sueño cada noche para funcionar al máximo. Lidia con el estrés antes de que se te vaya de las manos y pide ayuda cuando la necesites.

Revisión y recompensa

Revisa tus éxitos para cada día y anótalos en un diario. Lee las notas cuando la motivación escasee y date un gusto de vez en cuando por tus éxitos. Involucra a tus amigos y familiares en tus actividades de salud y bienestar para que todos puedan brindarse apoyo diario y alabarse entre sí. Cuando tus objetivos a corto plazo se conviertan en un desafío, recuerda cada día que tu objetivo a largo plazo es la salud, la aptitud y la longevidad.

Más galerías de fotos



Escrito por gail sessoms | Traducido por natalia pérez