Consejos para dejar de amamantar

Muchas madres luchan con la decisión de suspender la lactancia, mientras que otras encuentran que su bebé es destetado naturalmente. Las madres frecuentemente se preocupan por la alimentación de sus bebés demasiado o no suficiente. La Leche League International señala que las autoridades estadounidenses recomiendan la lactancia materna durante un año, mientras que la mayoría de otras entidades, como la World Health Organization recomienda la lactancia materna durante dos años. Ya sea que dejes de amamantar por razones personales o molestias o porque sientes que es hora de destetar, ten en cuenta algunos consejos para hacer que la transición sea lo más suave y cómoda posible.

Destete gradual

Destetar de repente puede generar un cambio traumático, tanto para ti como para tu bebé. A menos que sea médicamente necesario, es siempre mejor destetar gradualmente. El destete repentino puede causar que los niveles hormonales bajen, de acuerdo a Breastfeeding Basics; lo que puede causar depresión. También se detiene un importante vínculo y actividad de crianza, ya que los bebés ven la lactancia materna como fuente de confort, seguridad y apoyo. Comienza sustituyendo una alimentación por día con alimentos sólidos, bombeando la leche materna o de fórmula.

No ofrecer, no rechazar

Algunos niños empiezan a dejar de destetarse ellos mismos sin darse cuenta. Si comienzas con una estrategia de "no ofrecer, no negar", de acuerdo con la Leche League International, tu bebé puede naturalmente consumir menos de tu seno.

Exprimir cantidades pequeñas

A medida que bajas las actividades de lactancia, los senos disminuirán su producción de leche. Esto ocurre más lentamente en algunas mujeres, sobre todo las que todavía amamantan por lo menos una vez al día. La clave para mantenerte cómoda es la de exprimir pequeñas cantidades de leche a la vez. Si sacas grandes cantidades de leche, tu cuerpo va a crear más de leche para rellenar el pecho vacío. Si sacas la suficiente leche para aliviar un poco la presión, tu cuerpo va a generar la señal para frenar la producción.

Cambia tu rutina para dormir

Las alimentaciones nocturnas son las más difíciles de abandonar para muchos bebés. Puede ser esencial cambiar tu rutina de dormir, de acuerdo con la Leche League International, de modo que tu objetivo principal no sea amamantar. La hora del baño, caricias y cuentos son todas buenas maneras de consolar a tu bebé para dormir sin depender de la lactancia materna. Explícale a tu hijo por qué no puede tener el pecho si te pide y dale amor y apoyo adicional durante este tiempo de transición.

Más galerías de fotos



Escrito por lillian downey | Traducido por verónica sánchez fang