Consejos para el cuidado de la piel para los pelirrojos

Los investigadores de la University of Edinburgh creen que el color rojo del cabello emergió cerca del 18.000 a.C.. Genéticamente hablando, el cabello pelirrojo está estrechamente vinculado con la piel clara y los investigadores escoceses creen que esto se debe a los receptores de melanocortina 1. Este gen controla la combinación del cabello pelirrojo y la piel clara por lo que deberás tener un cuidado especial para protegerla del daño del sol.

Los pelirrojos y la piel sensible

Según la autora de “Natural Skin Care”, Joni Loughran, los pelirrojos y otros de ascendencia celta son más propensos a tener la piel sensible. Esta se produce porque la piel es más delgada que la de las demás personas, lo que hace que los nervios y los vasos sanguíneos estén más cerca de la capa externa de la piel. Es por ello que todo, desde el tiempo, la temperatura y los cosméticos pueden causar enrojecimiento e irritación. Loughran recomienda evitar los productos de cuidado facial que contienen alcohol, perfumes o colorantes artificiales tienen una tendencia a agravar la piel sensible. Ella también afirma que los aceites esenciales o los alfa hidroxiácidos pueden causar una irritación similar.

Protección para el sol

Los dermatólogos de la University of Edinburgh afirman que las personas con el cabello peligroso y la piel pálida son más propensas a quemarse con el sol, lo que aumenta el riego de contraer cáncer de piel. El Skin Cancer Foundation aconseja que los tipos de piel pálida que se queman en lugar de broncearse deben usar una pantalla solar con un factor de protección de al menos 30, permanecer en la sombra siempre que sea posible y revisar la piel mensualmente en busca de manchas que pueden indicar cáncer.

Cáncer de piel

Desafortunadamente, los pelirrojos son más susceptibles a contraer cáncer de piel incluso aunque usen protección solar en forma regular. En el año 2005, los investigadores de Duke University descubrieron que los rayos ultravioleta del sol afectan los colores del pigmento de la piel en forma diferente. Las personas con el cabello pelirrojo y la piel clara tienen pigmentos de melanina que parecen fomentar la oxidación celular del tipo que causa mutaciones en las células cancerosas. Los investigadores probaron los pigmentos de melanina rojos y negros; mientras los rojos estimulan la oxidación de las células, los negros desalientan la oxidación.

Piel humectada

En el libro “The Redhead Handbook” el autor Cort Cass afirma que los pelirrojos tienen una tendencia a tener la piel seca, especialmente durante las estaciones frías. Cass indica que la piel seca sin tratar tiene el potencial de convertirse en psoriasis o eccema, lo que puede requerir la atención médica. Cass sugiere usar un humectante nocomedogénico en forma regular, especialmente antes de la aplicación del maquillaje. Las cremas nocomedogénicas no obturan los poros, lo que pueden provocar granos, puntos blancos o puntos negros.

Piel con cuperosis

Debido a que tu piel es más delgada que las personas de cabello oscuro tienes la tendencia a padecer la cuperosis o la piel con los capilares visiblemente dilatados. Según afirman Kathi Keville y Mindy Green en el libro “Aromatherapy: A Complete Guide to the Healing Art" estos capilares generalmente aparecen alrededor de la piel y de las mejillas. La alta presión sanguínea, los alimentos picantes y el alcohol pueden agravar esta condición. Los autores sugieren realizar un ejercicio moderado para mejorar la circulación y suplementos de vitamina E, B2 y C, ya que todas fortalecen los capilares. Evita el agua caliente, el agua fría, el vapor y los exfoliantes corporales fuertes, que pueden agravar la condición de la piel y de los capilares.

Más galerías de fotos



Escrito por jenni wiltz | Traducido por alejandra prego