Consejos para criar un niño social y emocionalmente completo

Algunos niños parecen ser sociales naturalmente, mientras que otros son reservados. Pero cualquiera sea el temperamento natural de tu hijo, puedes ayudarlo a desarrollar las habilidades para establecer y mantener relaciones satisfactorias. Estas habilidades se aprenden mejor a través de interacciones felices y alegres dentro de tu familia. A medida que los niños crece, estarán listos para explorar el mundo y hacerse nuevos amigos.

Da el ejemplo

Los padres crean el primer entorno del niño y tienen una profunda influencia sobre cómo éste percibe el mundo. Si sientes confianza, tranquilidad y felicidad la mayor parte del tiempo, es probable que tu hijo tenga los mismos rasgos. Si resuelves conflictos a través de la conversación y el compromiso en lugar de gritar y pelear, tu hijo aprenderá habilidades de resolución de conflicto positivas. Tus hijos incluso aprenden de tus relaciones sociales con otros. Un gesto amistoso hacia un vecino, una llamada para saludar a un amigo o incluso una conversación placentera con un empleado de la tienda, son todas actitudes que enseñan que las interacciones humanas son una parte esencial y positiva de la vida.

Comparte experiencias

El primer círculo social de un niño pequeño es su familia inmediata, seguida de su familia extendida y los amigos cercanos de la familia. A medida que tu hijo crece, disfrutará de conocer gente nueva y de vincularse en nuevas actividades. Estas experiencias le enseñan la flexibilidad y la apreciación de la diversidad. Ve a una hora de cuentos en la biblioteca o visita un museo. Únete a un grupo de juego o visita el parque de regularmente. Los niños más grandes se benefician al expandir el círculo de conocidos. Únete a clubes, ve a excursiones, come en restaurantes étnicos y toma vacaciones educativas. Invita amigos a cenar o a jugar y participa como voluntario en proyectos de servicios. En la escuela, tu hijo interactúa mayormente con niños de su edad, pero los niños necesitan experiencias relacionadas con gente de diferentes edades y experiencias.

Comunicar sentimientos

Enséñale a los niños cómo expresar sus emociones de formas saludables y honestas, dice el Dr. Fran Walfish, un psicólogo de niños y familia y autor de "The Self-Aware Parent: Resolving Conflict and Building a Better Bond With Your Child" (El padre autoconsciente: resolución de conflictos y construcción de un mejor vínculo con tu hijo). Según Walfich, "Fomenta la expresión de poderosos sentimientos incluyendo dolor, malestar, enojo y vergüenza". "Cuanto más enseñas a los niños a expresarse mientras validas sus emociones, mejor preparados están para abordar y disfrutar relaciones saludables". Enséñale a tu hijo a decir "lo siento", ofrece disculpas y haz las paces. Interpreta los comportamientos de otros para alentar la perspectiva de tu hijo. Por ejemplo, si tu hijo tuvo una pelea con un amigo, habla sobre el punto de vista del amigo. Dile algo del tenor de "Eso no suena como Brandon. ¿Por qué piensas que estaba tan enojado? ¿Me pregunto si algo más lo estaba preocupando?". A través de estas discusiones los niños aprenden a pensar más allá de ellos mismos.

Respeta su temperamento

Nuestra cultura valora una personalidad extrovertida pero algunos niños son naturalmente más introvertidos, según Susan Cain, autora de "Quiet: The Power of Introverts in a World That Can't Stop Talking" (Quieto: el poder del introvertido es un mundo que no puede parar de hablar). No fuerces la participación social de un niño introvertido; deja que tu hijo marque el ritmo. Algunos niños prefieren algunos amigos cercanos en lugar de un gran número de pares casuales. Siempre que tu hijo se sienta seguro y feliz en sus opciones, no te preocupes. Por otro lado, un niño aislado de los pares debido a la falta de habilidades sociales puede necesitar un apoyo adicional de tu parte. Ofrece un estímulo suave y modelos de habilidades sociales como comenzar una conversación o unirse a un grupo.

Más galerías de fotos



Escrito por julie christensen | Traducido por aldana avale