Consejos para correr distancias más largas

Correr distancias más largas es un progreso natural para muchos corredores. Correr más incrementa tu resistencia y te permite aumentar las distancias, de modo que las distancias cortas serán más fáciles porque tendrás más resistencia. Correr más también cambia tu régimen de ejercicio, lo hace más interesante y desafiante. Hay algunos consejos que puedes seguir para que incrementar la distancia sea más fácil.

Dismunuir la velocidad

Disminuir la velocidad mientras corres te permite conservar energía para que puedas recorrer una distancia más larga. Bajar tu ritmo puede ser desafiante, pero correr más a un ritmo rápido puede dejarte sin energía antes de que logres tu meta. Quizá tengas dificultad para mantener tu ritmo normal al correr más, según el sitio Fitsugar.

Plantear metas

Las metas te motivan para alcanzar distancias más largas o mantener un cierto ritmo. Tanto las metas a mediano plazo, como de largo, relacionadas a la distancia te mantienen dentro de tu entrenamiento. Prepararte para una cierta carrera o distancia es una manera lógica de plantear metas y motivarte. Cuando determines la distancia que deseas alcanzar, divídela en secciones más cortas basándote en la distancia que corres actualmente; por ejemplo, si corres 5 km, tus metas a mediano plazo incrementarán la distancia hasta que te acerques a la marca de 13.1 millas.

Incremento gradual

Incrementar gradualmente la distancia que corres permite que tu cuerpo se adapte al aumento, además de que así no te lastimas ni te frustras. Women's Health recomienda no incrementar la distancia más del 10% cada semana. Presta atención a tu cuerpo cuando corres para evitar lastimarte; sino puedes completar la distancia, caminar te ayudará a recuperar la respiración para poder llegar al final.

Espacia las carreras largas

Correr mucho con frecuencia no permite que tus músculos se recuperen, de acuerdo con Running Planet, y te puedes lastimar o desgarrar. El sitio recomienda que hagas una carrera larga por semana, si corres menos de 10 millas; y si corres de 11 a 17 millas, hazlo otra semana. Quizá necesites espaciar las carreras largas dos o tres semanas, incluso para distancias más largas.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por diana i. almeida