Consejos caseros para cuidar la piel de forma natural

Los productos para el cuidado de la piel pueden ser sorprendentemente costosos, pero puedes utilizar ingredientes naturales económicos en casa para que tu piel se vea brillante y saludable. Los ingredientes naturales son suaves sobre la piel y seguros para el ambiente. Una mezcla de ingredientes y productos vegetales que probablemente ya tengas en la cocina te permitirán limpiar, exfoliar e hidratar tu piel en casa a un bajo costo.

Limpia con harina de avena y yogur

Limpia y friega la suciedad y aceite que se acumula en el rostro durante el día. Puedes preparar un limpiador suave en tu casa con harina de avena y yogur. La harina de avena contiene ingredientes relajantes que dejan tu rostro suave, mientras que el yogur elimina la suciedad y aceite. Mezcla 1/2 taza de harina de avena molida en suficiente cantidad de yogur natural para formar una pasta. Masajea la pasta en la piel y concéntrate en cada área del rostro por al menos 30 segundos para asegurar una limpieza correcta. Enjuaga bien con agua.

Exfolia con bicarbonato de sodio

Es necesaria la exfoliación para eliminar las células muertas de la piel que opacan tus tez y obstruyen los poros. El bicarbonato de sodio es un exfoliante económico que gentilmente frota tu piel. Agrega unas cucharadas de bicarbonato de sodio en el limpiador de harina de avena y yogur para preparar el exfoliante. Aplica en el rostro y masajea con movimientos circulares, concéntrate en áreas oleosas y ásperas y luego enjuaga bien con agua. Si tu piel es oleosa, deberías exfoliar gentilmente cuatro a cinco veces por semana; por otra parte, si tienes piel sensible, debes exfoliar con menos frecuencia.

Hidrata con aloe vera

El aloe vera es un hidratante natural que mantiene la piel hidratada, calma la irritación y te deja una tez pareja y brillante. Puedes utilizar aloe directamente de la planta para hidratar tu rostro. Simplemente corta la punta de una hoja y mezcla el gel de la hoja con una cucharadita de aceite de oliva extra virgen. Después de aplicar la mezcla de aloe vera y aceite, masajea suavemente el rostro para distribuir la mezcla hidratante y estimular la circulación de la piel. No enjuagues la mezcla hidratante.

Más galerías de fotos



Escrito por sylvie tremblay, msc | Traducido por silvina ramos