Consejos para capturar un róbalo rayado

Los róbalos rayados se encuentran entre los peces más populares y buscados. Con un crecimiento de hasta 3 pies (91 cm) y un peso máximo de 100 libras (45 kg), estos peces largos, agresivos pueden ser encontrados en aguas dulces o saladas. Conocer su comportamiento, la carnada que tomarán y el equipamiento necesario para atrapar róbalos rayados harán que tu próxima excursión de pesca sea más fructífera.

Caña y carrete

Para la pesca de róbalos rayados, elige una caña de pescar mediana a pesada. Utiliza cañas que tengan guías reforzadas para manejar las líneas de prueba más pesadas requeridas para este tipo de pesca. Para la pesca desde bote o la orilla, utiliza una caña que sea de 5 a 8 pies de largo (152 a 243 cm). Para la pesca desde el oleaje, elige cañas que sean de 9 a 12 pies de largo (274 a 365 cm) ya que te permitirán lanzar más lejos. Además, elige un carrete de uso pesado o un carrete para lanzar la carnada cuando pesques róbalos rayados.

La carnada

La carnada natural es por lo general la mejor carnada para róbalos rayados. Prueba con sábalo atlántico, arenque o anguilas. El róbalo rayado también tomará lombrices de tierra, sanguijuelas y almejas. Carnadas artificiales, como las cucharas, señuelos de pelo de cola de ciervo amarillos o blancos y señuelos giratorios también pueden ser usados. Intenta con los señuelos popper para pesca de superficie de róbalos rayados.

La línea adecuada

Los róbalos rayados son peces grandes, frecuentemente midiendo más de 3 pies de largo (91 cm). También son luchadores. Esto requiere el uso de equipamiento pesado para manejar a estos matones. Una línea principal corriente de 20 libras (9 kg) atada a un barril rotatorio largo con una guía de 50 libras (23,5 kg) de prueba de mono filamento y anzuelos número seis es una línea adecuada para pescar a los róbalos rayados.

Cambios en el clima

Mientras que los climas despejados, soleados son perfectos para una expedición de pesca, tienden a disminuir el apetito del róbalo rayado. Una presión barométrica menor, con un clima subsecuente nublado o lluvioso, fomenta la alimentación de los róbalos, haciéndolo el mejor momento para atrapar a estos peces. Presta atención a posibles tormentas futuras para planear tu siguiente expedición.

Presta atención para atrapar al pez

Mira la superficie del agua o usa un buscador de peces para encontrar banco de peces carnada en áreas que frecuentan los róbalos rayados. Los bancos de róbalos rayados por lo general siguen a los peces carnada, rodeándolos para atacarlos y cazarlos. Si te encuentras con este tipo de comportamiento, espera a que los róbalos comiencen a alimentarse y tira tu carnada en el frenesí.

Practica paciencia

Una práctica común del róbalo rayado es abofetear a tu presa con la cola para aturdirlos, y luego volver para cobrar el premio. Si esto le ocurre a tu carnada, puede parecer como que tienes que recoger la línea. Sé paciente y espera a que el pez busque o ataque a otro pez para comer antes de recoger el anzuelo.

Prepárate para pelear

Los róbalos rayados son propensos a intentar escapar cuando son atrapados y en ocasiones intentarán escapar en múltiples ocasiones. Estos peces pueden fácilmente llevarse 50 yardas (45 metros) de línea, así que asegúrate de que tu línea no esté demasiado tensa o se romperá. Espera a que el pez termine de nadar antes de intentar recoger el sedal.

Pesca nocturna

Los róbalos rayados tienen un sentido del olfato extremadamente bueno y una visión nocturna excelente, convirtiéndolos en cazadores nocturnos efectivos. En muchas áreas, los róbalos tienden a estar más activos durante la noche. Una noche con luz de luna fuerte es un tiempo excelente para pescar róbalos rayados.

Más galerías de fotos



Escrito por frank whittemore | Traducido por florencia prieto