Consejos sobre calzado para hacer ejercicio

Elegir los zapatos adecuados para hacer ejercicio puede ser la diferencia entre lograr tus metas y terminar en el sillón curando ampollas de los pies. La mayoría de las actividades de entrenamiento físico y deportes exigen mucho a los pies, tobillos y piernas, pero utilizar zapatos para hacer ejercicio apropiados y que te queden bien, puede distribuir la presión y prevenir heridas. Los zapatos adecuados también pueden mejorar tu comodidad y desempeño.

Evalúa tus necesidades

No asumas que un par de tenis para hacer ejercicio cumplirá con todas tus necesidades al ejercitarte. Los zapatos para hacer ejercicio están diseñados específicamente para ciertas actividades. Puedes encontrar zapatos diseñados para correr, caminar, caminar en una montaña y para jugar básquetbol así como zapatos con tacos para jugar fútbol, béisbol, soccer y softbol. Si planeas participar en una actividad al menos dos veces por semana, necesitarás de zapatos creados específicamente para esa actividad.

Ajuste

Cuando compres, pruébate los zapatos al final del día. Los pies tienden a inflamarse durante el día y los zapatos deberían quedarte bien cuando tus pies están más inflamados. Utiliza el mismo tipo de calcetines que utilizarías normalmente con esos zapatos. Cuando te pruebes unos zapatos, asegúrate de que la parte de atrás se acomode bien a tu talón. El talón no debería salirse cuando caminas. También asegúrate de tener al menos ½ pulgada de espacio (alrededor del ancho de tu pulgar) entre los dedos de tus pies y el extremo del zapato. Tus dedos no deberían sentirse aplastados o acalambrados. Ponte ambos zapatos y aprieta los cordones para asegurarte de que te queden bien. Camina alrededor de la tienda para ver el nivel de comodidad. Además de que te queden bien, tu arco determinará el tipo de zapato que necesitas. Los zapatos para personas con arcos altos y bajos difieren en el tipo de soporte que dan. Si tienes arcos altos, tu pie tiende a girar hacia afuera cuando corres. Los arcos más bajos provocan que el pie gire hacia adentro cuando corres. Puedes comprar tenis hechos especialmente para corregir esta tendencia natural. Un podólogo podría ayudarte a determinar el tipo de zapato que requieres basándose en tus arcos.

Presupuesto

Define un presupuesto antes de empezar a comprar. El calzado de calidad para hacer ejercicio puede ir desde los US$60 hasta bastante más de US$100 a principios de 2013, de acuerdo con un artículo de la revista “Fitness”. Sin embargo, el que sea caro no siempre significa que es mejor. Es más importante encontrar un par de zapatos que le queden bien a tus pies y a tus arcos. Dicho esto, no deberías elegir algo que no sea de calidad para ahorrar. Un par de zapatos de buena calidad te darán el soporte que necesitas a lo largo de tus actividades.

Cuándo reemplazarlos

Los corredores deberían reemplazar sus zapatos cada 300 o 400 millas. Si no puedes llevar un registro de cuántas millas has cubierto con tus zapatos, escribe la fecha con un rotulador permanente en el interior del zapato cuando los compres, recomienda Jessica Anderson, dueña de Fleet Feet Sports en un artículo de la revista “Fitness”. Después calcula cuántas millas corres generalmente cada semana. Por ejemplo, si corres alrededor de 15 millas a la semana, necesitarás otro par de zapatos en cinco meses. Quienes no corren también necesitan reemplazar sus zapatos a menudo. Revisa ocasionalmente tus zapatos para ver el desgaste y si se han roto. Si hay alguna rotura o desgaste excesivo en las suelas, los zapatos necesitan ser reemplazados.

Más galerías de fotos



Escrito por rebecca desfosse | Traducido por laura gsa