Consejos para que el cabello de tu infante crezca

El cabello de tu pequeña, a medida que ella pasa de la etapa lactante a la primera infancia, puede necesitar un poco de atención extra. Puede que te enfrentes a algunos retos cuando el cabello de tu infante pase por la etapa del cabello escaso e irregular. Acepta este proceso tal y como es si quieres que el cabello de la pequeña crezca. Con un poco de paciencia, antes de que lo notes, podrás peinar su cabello con trenzas o colas de caballo.

Paciencia


Infante con cabello rizado.

De acuerdo con Karen Sokal-Gutierrez, doctora que escribe para Fisher-Price, antes de que el cabello de un infante sea grueso y abundante pasa un poco de tiempo. Sin embargo, el crecimiento de cabello de los bebés y los infantes varía. Por ejemplo, algunos niños tienen poco cabello durante sus primeros años de vida y no es hasta los tres años que tienen cabello abundante, mientras que otros desarrollan cabello grueso y largo con más rapidez. Es muy común que los infantes tengan cabello escaso, ya que este suele ser el que queda de la etapa lactante. Además, el patrón de crecimiento de cabello también puede comenzar de manera irregular. Ten paciencia en cuanto al proceso de crecimiento de cabello de tu pequeña y con el tiempo verás los resultados.

Nutrición


Infante comiendo fruta con su madre.

Es importante que estés al pendiente de la alimentación de tu infante y te asegures de que come alimentos y refrigerios nutritivos. De acuerdo con Joy Bauer, autora de “Joy Bauer’s Food Cures”, la vitamina B biotina juega un papel muy importante en el crecimiento de cabello y para tener un cuero cabelludo saludable. No es necesario que le administres suplementos, sólo debes asegurarte de que la pequeña tenga una alimentación rica en biotina; incluye huevos, pan integral, queso, frambuesas y aguacate en su dieta.

Cuidado del cabello sin lágrimas


Niña cepillando el cabello de su hermana pequeña.

Por lo general, las niñas de esta edad no se sientan quietas para que les arreglen en cabello, pero es muy importante que cuides su cabello para que el proceso de crecimiento sea mejor. No debes lavar el cabello te la pequeña más de lo necesario, ya que al hacerlo puedes causarle un problema de resequedad en el cuero cabelludo. Si la pequeña no hace mucha actividad física, lavar su cabello una vez a la semana es suficiente, pero si suda mucho y es muy activa, debes lavarlo más seguido. Tómate un tiempo para desenredar el cabello de la infante, pero hazlo con mucho cuidado. Para esto debes utilizar un peine de cerdas gruesas o un cepillo con cerdas extra suaves y así poder deshacer los nudos cuidadosamente. Para que no haya lágrimas cuando intentes desenredar nudos, puedes rociar un poco de spray desenredante.

Peinados


Pequeña usando diadema con moño.

El proceso de crecimiento de cabello de tu pequeña debe ser lo más lindo posible. Para esto puedes arreglar su cabello con moños, listones, diademas y bandas elásticas. Es posible que al principio a la niña no le interese lo linda que se ve con un gran moño en su cabeza, pero puede ser que con el tiempo disfrute de este proceso. Al ser consistente con esta práctica, hasta una pequeña que no colabora mucho puede aprender a tolerar que la peinen. Sujeta el cabello de la niña para despejar su cara y que el cabello no le moleste, con broches o una diadema. Las trenzas y colas de caballo son una buena opción de peinado y además ayudan a que el cabello crezca.

Buena apariencia


Infante durante un corte de cabello.

Cuando el cabello de la pequeña tiene un largo que llega a los hombros, es tiempo de considerar un corte para nivelar las puntas. No es necesario que se corte mucho cabello para que su cabello luzca mejor peinado. Para obtener los mejores resultados posibles, ya sea que tú o un profesional corte el cabello de la pequeña, hazlo un día que la niña haya descansado y comido bien. Este proceso suele ser más fácil si la pequeña se sienta en tus piernas y la distraes mientras le cortan el cabello. Los puntos clave de los cortes de cabello a esta edad son la rapidez y la habilidad; es mejor que el corte sea rápido antes de que la pequeña tenga tiempo de oponerse.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por yarzeth ayala