Consejos de belleza para un rostro grasoso

Una cara brillante es el resultado de un incremento en el sebo, el cual es una sustancia grasa que evita que tu piel se reseque. Esta arremetida de grasa generalmente ocurre cuando tu cuerpo sufre un cambio hormonal significativo, como en la pubertad. Si bien la piel grasosa es natural, demasiado de este material puede hacer que tu rostro luzca oleaginoso. El exceso de esta sustancia también contribuye a la aparición de acné. Usa consejos de belleza que reduzcan o prevengan la piel grasa.

Evita la sequedad

Lavar tu rostro ayuda a eliminar la grasa de la piel. Sin embargo, lavar tu cara con agua muy caliente, un jabón muy fuerte y herramientas para estregar muy ásperas puede resecar tu piel. Lavar tu rostro con demasiada frecuencia también tiene el mismo resultado. Tu piel trata de compensar la sequedad excesiva produciendo más sebo, quedando así más grasosa. Las almohadillas de alcohol, las cuales retiran la grasa de tu cara, también producen este efecto. Lava tu rostro con agua tibia y un jabón más suave, y evita estregar, recomienda el sitio web de Free Beauty Tips. Limpia tu cara en la mañana y antes de irte a la cama.

Humecta

No humectar tu rostro también causa sequedad excesiva. No obstante, usar el humectante equivocado también puede empeorar un problema de cara grasosa. Compra un humectante libre de aceite para evitar estos problemas. Para unos beneficios óptimos, selecciona un producto que contenga avena como ingrediente principal. La avena suaviza y le da brillo a la piel sin resecarla. Utiliza humectantes que contengan ácido alfa lipoico, el cual reduce la grasa de tu piel en un tiempo mínimo, de acuerdo a Free Beauty Tips. Aplica humectante en tu cara como parte de tu rutina nocturna.

Usa el maquillaje adecuado

Las bases cremosas y de polvo compacto usualmente son de carácter aceitoso, lo cual puede contribuir a la sensación y apariencia grasa de tu piel. Para remediar esto, emplea polvos sueltos para mantener tu rostro libre de grasa. Los polvos sueltos también mantienen tu piel seca y reducen el brillo no deseado. Aplica dicho producto a lo largo del día cuando tu cara se sienta grasosa. Usa una tonalidad clara de base para ayudar a esconder los efectos de oscurecimiento de la grasa.

Aplica el maquilla de forma estratégica

Utiliza el maquillaje brillante o lustroso con medida; dicho maquillaje realza el brillo de tu piel. Para disimular aún más la grasa, emplea papeles absorbentes antes de aplicar el maquillaje. Dichos papeles son láminas altamente absorbentes diseñadas para retirar y captar el exceso de grasa de tu piel. Para usarlas, simplemente pon las mismas sobre tu piel y retíralas para quitar la grasa. Limpia tu rostro a lo largo del día a medida que se ponga brillante.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah thompson | Traducido por jhonatan saldarriaga