Consejos de belleza con miel

Escrito por deila taylor | Traducido por maria eugenia gonzalez
Consejos de belleza con miel.

La miel es un edulcorante natural y un producto de belleza. Por siglos, las mujeres han usado miel para aplicar en la piel y el cabello como parte de su rutina de belleza. Cleopatra era conocida por usar leche y miel para su cutis. La miel es un producto natural que tiene aplicaciones en belleza y es bueno para le medio ambiente.

Mascarilla humectante

Mezcla 2 cucharadas de miel con 2 cucharadas de leche o crema. Coloca la mezcla sobre tu cara y garganta, y déjala 10 minutos. Enjuaga con agua tibia. La miel es un humectante natural, lo que significa que atrae y retiene el agua y la humedad, según lo afirma el National Honey Board.

Loción para la piel

Mezcla 2 cucharaditas de miel, 2 cucharaditas de aceite de oliva y 1/2 cucharadita de jugo de limón. Revuelve bien y aplica como loción en las zonas ásperas y secas de tu cuerpo. Después de 10 minutos, enjuaga con agua tibia. Tu piel se sentirá suave y humectada.

Limpiador exfoliante

Prueba un limpiador exfoliante para eliminar las células muertas de la piel y lograr una sensación de suavidad. Mezcla 2 cucharadas de miel con 4 cucharaditas de almendras molidas y agrega 1 cucharadita de jugo de limón. Frota suavemente sobre tu cara y cuerpo. Enjuaga con agua tibia y seca con una toalla. Esta mezcla exfoliará tu piel y le de devolverá la humedad.

Baño

Agrega miel para darte un baño de inmersión sedoso y suave. Abre el grifo de tu bañera y vierte 1/4 taza de miel en el agua tibia mientras se llena. Sumérgete por 30 minutos y sécate con una toalla. La miel hidrata y deja la piel suave.

Enjuague para el cabello

Mezcla 1 cucharadita de miel con 4 tazas de agua tibia para hacer un enjuague para el cabello. Después del champú, vierte esta mezcla sobre tu cabello, saturándolo. Deja sin enjuagar y seca normalmente. La miel dejará el cabello brillante y suave.

Acondicionador para el cabello

Mezcla 1/2 taza de miel con 2 cucharadas de aceite de oliva para el cabello graso. Si tu cabello es seco, usa 1/4 taza de aceite. Primero, moja el cabello con agua. Luego, con tus manos aplica muy bien la mezcla de miel en el cabello. Cubre la cabeza con una toalla y deja 30 minutos. Lava, enjuaga y seca normalmente. Según el National Honey Board, la miel acondiciona el cabello, restaurando su cuerpo y humedad.

Solo miel

Puedes usar la miel sola para un tratamiento que dará brillo a tu piel. Para un tratamiento facial, toma 2 cucharadas de miel y, con tus dedos, aplica dando golpeteos sobre el rostro. Continúa aplicando la miel hasta que quede pegajoso y la piel se sienta un poco tirante. Esto ayuda a la circulación y le da brillo a tu piel. Enjuaga con agua tibia y seca dando golpeteos.

Baño para pies

Prueba un tratamiento de spa para pies en casa con miel. Mezcla 1 cucharada de miel, 1 cucharada de jabón líquido, 2 cucharadas de aceite de almendras y 1 cucharadita de extracto de vainilla en un bol. Llena una bañera para pies, agrega la mezcla y remoja tus pies por 10 minutos. La miel suaviza y humecta tus pies, refrescándolos. Según un estudio publicado en marzo de 2010 en el periódico "Federation of American Societies for Experimental Biology", la miel tiene propiedades antibacteriales.