Consejos básicos para porristas

Las acrobacias, que se producen cuando un grupo de porristas levantan o lanzan a otra animadora en el aire, pueden hacer sus actuaciones más emocionantes. Cualquier habilidad que te permita atrapar la atención del público y hacerlos vitorear junto con tu equipo, es una habilidad que vale la pena perfeccionar. Dentro de las acrobacias existen dos posiciones básicas: la persona de arriba, es la animadora que es levantada, y la base, la animadora haciendo el levantamiento. Existen algunos fundamentos básicos para ser una buen porrista base.

Piernas y glúteos


Las correcta utilización de tus piernas y los glúteos son esenciales para la correcta realización de las acrobacias.

El consejo más importante para las porristas bases es utilizar los músculos de las piernas y glúteos para dar fuerza a la acrobacia. Por el tamaño de su muslo y los músculos de los glúteos, albergan una gran cantidad de energía. Utilizarlos durante la fase de preparación de un truco para a continuación saltar con fuerza, le dará a la acrobacia la potencia que necesita para realizarse sin tanto esfuerzo. Recuerda siempre que las piernas y glúteos son tu herramienta básica más útil.

Tiempo de ejecución


La sincronía en grupo de las acrobacias es escencial y las hará visualmente atractivas.

Otro factor importante para la fundación de las bases es el tiempo de ejecución. Si todas las porristas bases en un grupo de animación no perfeccionan el tiempo de ejecución, la acrobacia no resultará. Toma tu tiempo para perfeccionar el tiempo de ejecución antes de que la porrista de la parte superior esté en tus manos. Para una elevación, ponte en posición de inicio con tus pies separados y tus palmas al nivel del ombligo. La porrista de la parte superior debe estar detrás de ti y sus manos en tus manos simulando el movimiento que sus pies harán para completar la maniobra. Practica el tiempo de ejecución hasta que todas las porristas bases levanten a la porrista de la parte superior al mismo tiempo y la misma altura.

Núcleo firme


El núcleo no sólo es la base de una acrobacia, será determinante para la correcta culminación de la misma.

Un núcleo firme no sólo ayuda a mantener un truco estable, protegerá de lesiones cuando las bases están siendo formadas. Contrae el ombligo hacia la columna para mantener la espalda recta durante todo el proceso de la acrobacia. Cuando te encuentres en posición de espera, no te impulses o inclines hacia adelante. Mantén tus hombros a la altura de la cadera. Una vez que el truco está en el aire, no permitas que tu espalda se arquee bajo el peso de la persona de la parte superior. Contraer los músculos abdominales hará el núcleo firme y creara una base fuerte para la acrobacia. Por último, cuando se desmonte la acrobacia, mantén la espalda recta al ponerte en posición de cuna para atrapar a la porrista de la parte superior fuertemente, de esta forma protegerás los músculos de tu espalda.

Enfoque en la persona de la parte superior


Si formas parte de la base en una acrobacia, eres completamente responsable de la persona en la parte superior.

Es importante que te enfoques en la persona de la superior cada vez que una acrobacia está llevándose a cabo. Mantén tus ojos en ella en todo momento. Cuando estés llevando a cabo el levantamiento, mantén tus ojos abiertos y observa sus pies al posicionarse en tus manos. Cuando el truco esté en construcción, concéntrate en ella para estar al tanto de cualquier cambio en el equilibrio y en su posición. Nunca retires la mirada de ella cuando esté en la parte superior de la acrobacia. Es de suma importancia que mires a la persona de la parte superior si se encuentra en posición extendida sobre tu cabeza. Recuerda siempre, desde el momento que sus pies dejan el suelo hasta que gentilmente la vuelvas a colocar sobre el mismo, eres responsable de la seguridad de la persona de la parte superior.

Más galerías de fotos



Escrito por jami kastner | Traducido por ariadna delgado