Consejos para atrapar robalos grandes durante la noche

Cuando el robalo (Dicentrarchus labrax) deja de picar durante el día, es el momento de poner la caña a un lado y prepararse para la pesca nocturna. La pesca nocturna crea una oportunidad completamente diferente, ya que las temperaturas más frescas y las aguas más tranquilas a menudo motivan a los peces a salir y picar. Con unos cuantos consejos, puedes hacer que la noche sea el mejor momento para pescar robalos grandes.

El mejor equipo


Los señuelos de pesca de colores brillantes no ofrecen beneficios para la pesca nocturna como lo hacen en el día.

Se recomiendan aparejos más pesados para la pesca nocturna, ya que hacen que sea más fácil sentir al pez en comparación con señuelos más ligeros. Los expertos en robalo recomiendan spinnerbaits y señuelos de aguas superficiales. Para los señuelos que van debajo de la superficie, los que tienen combinaciones de colores más oscuros son los mejores. La línea de pesca fluorescente también es útil, ya que puede ayudarte a detectar peces.

El momento adecuado


Pescar en la maleza en busca de robalos grandes funciona tanto de día como de noche.

Según Bass Resource, la pesca nocturna del robalo es a menudo la mejor cuando la temperatura del agua es de aproximadamente 65 grados Fahrenheit o más caliente. La mayoría de los peces robalo no se mueven muy lejos de donde los encontrarías en el día. A lo largo del verano, buscan moverse más hacia aguas profundas. Tienden a no entrar en aguas poco profundas, incluso de noche. Pesca en muelles iluminados o cerca de camas de malezas durante la noche.

Más galerías de fotos



Escrito por lora mays | Traducido por martin santiago