Consejos para asar en una parrilla infrarroja Char-Broil

Antes de los años 40, los estadounidenses solían asar sólo durante campamentos. Pero en los 50, el asado se volvió muy popular y ha continuado aumentando en popularidad desde entonces. Las parrillas para barbacoa están disponibles a gas, carbón, leña e infrarrojas, para nombrar sólo algunas. Las parrillas infrarrojas como la Char-Broil usan combustible a gas para calentar un plato de cerámica que luego emite una radiación infrarroja, que tiene un largo de onda más largo que la luz visible. La radiación infrarroja es conocida por su capacidad para calentar cualquier cosa que la absorba, especialmente materiales opacos y densos como la carne. Como la mayoría de las técnicas de cocción no implican ondas infrarrojas, algunos consejos sobre como usar la relativamente nueva parrilla infrarroja pueden ayudarte a cocinar carnes y vegetales a la perfección.

El infrarrojo cocina directamente

A diferencia de los otros métodos de cocción que cocinan mediante convección, el infrarrojo calienta la comida directamente. Esto significa que no tienes que esperar a que se caliente. Tan pronto como enciendes el gas a la temperatura deseada, la parrilla está lista para usar. Si hay viento, una condición que puede alargar los tiempos de cocción en otras parrillas, recuerda que no cambiará el tiempo de cocción en una parrilla infrarroja.

Las parrillas infrarrojas tienen un rango de temperatura amplio

Practica con tu parrilla para entenderla un poco mejor. Las parrillas infrarrojas son reconocidas por su habilidad de sellar usando temperaturas muy altas sólo disponibles en este tipo de parrillas, pero también pueden ser usadas para procesos de cocción lentos y largos. Prueba sellar primero y luego nota el tiempo adicional necesario cuando la temperatura es reducida. Debido a la forma en que cocina la parrilla infrarroja, aún las carnes cocidas rápidamente permanecerán jugosas. Cocinar usando temperaturas más bajas creará un producto más tierno.

Al ahumar carnes, busca llamas azules

Pueden añadirse astillas de madera para producir carnes con sabor ahumado. El calor infrarrojo no produce colores visibles, pero la madera libera una luz visible al quemarse. Busca llamas azules. Estas son señal de que la madera se está quemando y debería producir un agradable sabor ahumado. Humo u otros colores saliendo por la ventilación podrían ser señal de madera húmeda o de una temperatura incorrecta.

Seca la carne y rocíala levemente con aceite antes de asar

La humedad en la carne se evaporará al calor. Esto hace que la carne se cocine al vapor. Si la carne está seca, tendrá un color amarronado. Para la mayoría de las parrillas, el objetivo es dorar la carne, por lo que debes asegurarte de secar la carne antes de colocarla en la parrilla. No es necesario colocar aceite en la parrilla antes de meter la carne. En cambio, para evitar que el aceite se queme antes que la carne sea colocada en la parrilla, masajea o rocía la carne levemente con aceite.

Más galerías de fotos



Escrito por kristina davis | Traducido por maría marcela mennucci