Consejos para asar filete de ojo de bife en una parrilla a gas

Las parrillas a gas que no tienen el encanto romántico de una parrilla a leña, pero se llevan el premio cuando se trata de la simplicidad. La instalación es muy fácil y el tiempo de limpieza es mínimo, y ​​con las técnicas adecuadas, el producto final es más que satisfactorio. Un filete de ojo de bife marmolado puede ser sólo el lienzo sobre el cual pintar tu obra maestra en la parrilla a gas.

Pon en marcha el gas

Incluso si estás usando fuego directo para cocinar tu carne, deja que la parrilla se caliente antes de empezar a cocinar. Las parrillas a madera o carbón precalentan de manera natural debido al proceso de establecimiento de las brasas, pero quienes asan en parrillas a gas, a menudo cometen el error de poner la carne en la parrilla antes de haber tenido la oportunidad de precalentarla. Dándole tiempo a la parrilla a calentarse hará que la rejilla de la parrilla esté al rojo vivo, que te dará las marcas de la parrilla que deseas. asegúrate que la temperatura interna de la parrilla sea lo suficientemente caliente como para cocinar toda la grasa veteada del filete.

Simplemente condimenta

Uno de los inconvenientes de la parrilla a gas es que tu carne pierda el sabor ahumado que viene con los asados al carbón o madera. Lucha contra esto sazonando el filete de manera un poco más agresiva. O bien, considera el uso de un adobo para alzar realmente el sabor, y no tengas miedo de probar algo nuevo. Las marinadas con jugo de naranja o cola como su ingrediente principal, impulsarán el sabor y el alto contenido de azúcar hará que se caramelice muy bien cuando se cocina.

Agrega un poco de humo

El hecho de que estás utilizando una parrilla a gas no significa que no puedas conseguir un gusto a humo. Coloca virutas de madera en una sartén fina o en un envoltorio de papel de aluminio y ponlo a fuego directo. El humo le dará sabor a tu filete al igual que si estuvieras utilizando carbón. La madera de cerezo o manzana se emparejarán perfectamente con la carne, o usa madera de nogal para un sabor más clásico.

No lo sobre cocines

Sin importar como estás cocinando el ojo de bife, siempre debes tener cuidado de no sobre cocinarlo. La belleza del filete viene en su alto contenido de grasa, lo que lo convierte en uno de los cortes más jugosos de carne cuando se cocina correctamente. El USDA recomienda que lleves tu carne a una temperatura de 145 ºF, pero eso va a defraudarte si estás en busca de un filete a punto. Prueba 130 o 140 ºF para un filete jugoso a cocido.

Dale un reposo

No importa lo bueno que huele la carne fresca a la parrilla, resiste la tentación de cortarla apenas la sacas. Dale a tu filete al menos tres minutos de tiempo de descanso. Inicialmente, la temperatura interna aumentará debido a remanentes de cocción, pero con el tiempo la temperatura global se reducirá ligeramente. Esto asegurará que mantenga la mayor cantidad de la grasa y el jugo dentro de la carne como en lugar de dejar que se derrame en tu plato.

Más galerías de fotos



Escrito por marc acton | Traducido por juan ignacio ceviño