Consejos para asar un filete Porterhouse

El filete Porterhouse, un corte que consiste en una tira de lomo superior y una parte del solomillo, es una deliciosa carne de una a dos pulgadas de espesor; esto es, cuando se ha preparado correctamente. Afortunadamente, puedes evitar cocinar de más estos filetes al comprender los preceptos básicos de cocinar filetes gruesos en la parrilla; es decir, cómo preparar la carne previamente, cuánto tiempo cocinarla y cómo evaluar correctamente su cocción. Domina estos pasos básicos y serás capaz de preparar filetes asados y jugosos, que rivalizarán con las churrasquerías más elegantes a una fracción del costo.

Calentar a temperatura ambiente

Los filetes Porterhouse — y todos los filetes, de hecho — deben estar a temperatura ambiente, o 70 °F, antes de ser cocinados. Cuando la carne fría entra en contacto con una parrilla caliente, el tejido se contrae rápidamente, lo que resulta en un exterior endurecido. Por el contrario, si sacas los filetes del refrigerador de 30 a 60 minutos antes del tiempo en que planeas asarlos, los filetes estarán suaves y cocinados uniformemente. Si la temperatura ambiente es muy superior a los 70 °F, no dejes que la carne repose por más de 30 minutos. De igual manera, si la temperatura está muy por debajo de los 70 °F, tal vez necesites dejar que la carne repose por una hora o más. Sin embargo, dejar que la carne repose a temperatura ambiente puede resultar en enfermedades transmitidas por los alimentos, así que usa este método con precaución.

Condimentos

Resiste la tentación de sazonar los filetes Porterhouse con sal antes de asarlos. Ya que la sal absorbe la humedad de la carne, salarlos antes de colocarlos en la parrilla causará que el agua se acumule en la superficie de la carne y terminarás con un filete Porterhouse grisáceo y parcialmente al vapor, y no el sabor braseado, la textura y el color marrón adecuado. Cocina primero los filetes y luego sazónalos con sal y pimienta, inmediatamente antes de servirlos.

Tiempos de cocción

Asegúrate de que la parrilla esté muy caliente, dejando que se caliente durante 10 minutos antes de colocar los filetes. Coloca la carne en la parte más caliente de la parrilla y cocina, sin moverlos, de 7 a 10 minutos por lado para carnes jugosas o de 8 a 12 minutos para término medio. Si quieres que tus filetes tengan marcas de asado en rejilla, voltea la carne a 30 grados después de los tres a cuatro primeros minutos de tiempo de cocción por lado.

Evaluar la cocción

Puedes pinchar la carne con tu dedo para determinar el grado de cocción de los filetes Porterhouse. Pincha varias partes de la carne con el dedo índice; un filete jugoso se sentirá suave al tacto, mientras que un bistec término medio tendrá cierta resistencia. Un método más fiable para juzgar la cocción, es utilizar un termómetro para carnes. Las carnes jugosas registrarán alrededor de 120 grados Fahrenheit, unos 125 grados en término medio crudo y de 130 a 135 grados en término medio. Cuando tus filetes alcancen la temperatura adecuada, sácalos de la parrilla y deja que reposen durante 15 minutos. No sobrepases las temperaturas recomendadas, ya que la temperatura de la carne puede subir hasta 10 grados después de la cocción. El US Department of Agriculture recomienda el uso de un termómetro para medir la temperatura interna de la carne, para asegurar que alcance una temperatura de por lo menos 145 °F antes de consumir la carne.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle kerns | Traducido por gerardo núñez noriega