Consejo para padres de niños disléxicos en el aula

Los padres de los niños disléxicos a menudo se encuentran tan frustrados como sus hijos. Muchas de las falsas ideas, y de las ideas preconcebidas incorrectamente de las personas, relacionan la dislexia con falta de motivación o inteligencia baja. Después existe una prisa para realizar un diagnóstico cuando los padres, familiares o amigos incluso bienintencionados ven a un niño revertir las letras y los números. En realidad, este es sólo uno de varios indicadores de dislexia, los problemas de aprendizaje que hace que sea difícil que los niños aprendan cómo leer y comprender y también deteriora las habilidades de redacción y ortografía. Los mejores consejos para los padres es armarse con la información para que puedan estar seguros de que su niño recibe el apoyo adecuado y la asistencia en el aula.

Comunicación

Nunca suponga que el profesor lo sabe todo sobre la dislexia. Incluso si el profesor ha recibido entrenamiento, nada toma el lugar de la comunicación cara a cara entre ti y el educador. Puedes proporcionar a los profesores información tal como el estilo de aprendizaje de tu hijo, la personalidad y los conocimientos personales que ayudarán a la profesora a conocer mejor a tu hijo. Reúnete con el maestro una vez al mes si es posible. Pregunta sobre el progreso de tu niño, después pregúntale si ella ha observado algo fuera de lo común, tal como un comportamiento característico en el aula. Mientras que esto puede ser aplicado a todos los estudiantes, la comunicación frecuente es especialmente beneficiosa para los padres de los niños disléxicos, que quieren vigilar estrechamente el progreso y estar alerta para detectar signos de profundización de la depresión o ira. Los niños con dislexia a veces sufren más problemas emocionales los cuales pueden ser causados o agravados por el estrés de las luchas académicas.

Tarea

La tarea puede ser una fuente de ansiedad para los niños disléxicos. Para evitar que la tarea se convierta en un momento estresante para ti y tu niño, lo mejor es el enfoque relajado. Una vez que los profesores saben sobre las incapacidades de aprendizaje que tienen sus hijos, pueden hacer los arreglos necesarios a las asignaciones de tarea, tal como establecer límites de tiempo y estar seguros de que cuentan con los libros de texto correctos y hojas de trabajo antes de que se vayan de la escuela. Deberías ofrecer ayuda, pero fomentar las independencia. El punto principal de la tarea es reforzar lo que fue enseñado en el aula. Los niños disléxicos obtienen mejores resultados cuando el profesor les da una lista de verificación diaria de tareas para completar cuando regresan a casa. Si el profesor le da a tu niño tal lista, repásala para asegurarte que la completó. También puedes ayudar a tu hijo mediante la revisión de la asignación con él después de que se haya concluído.

Conocimiento

Edúcate sobre la dislexia. El departamento de educación especial en la escuela de tu hijo debe tener información disponible. Pide a los administradores de la escuela si los profesores están capacitado para ayudar a los niños disléxicos. Las escuelas públicas están obligadas a proporcionar ayuda adicional a estudiantes que tienen un diagnóstico de dislexia oficial si se cumplen ciertas condiciones. Puesto que tú eres el principal defensor de tu hijo, tienes que estar bien informado sobre lo que estas condiciones representan y trabajar con la escuela para determinar si se aplican a la situación de tu hijo. Cuanto más sepas, mejor equipado estarás para mejorar el rendimiento de aula de tu hijo.

Apoyo

Necesitarás buscar otras maneras de conseguir ayuda para tu niño disléxico en el aula. Puedes unirte a un organismo oficial cuyo objetivo es ayudar a los padres y los niños con discapacidades de aprendizaje. Uno de estos grupos es la Asociación de Discapacidades de Aprendizaje, que proporciona la literatura actual sobre las últimas investigaciones de métodos de enseñanza para ayudar a niños disléxicos. También ponte en contacto con número de agencias federales y estatales las cuales pueden proporcionar asistencia e información.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hollowell | Traducido por valeria garcia