Las consecuencias de presionar demasiado a un niño académicamente

Los padres quieren que sus hijos sobresalgan emocional, física y académicamente. Sin embargo, presionar demasiado a tu hijo para que sobresalga académicamente puede tener consecuencias sorprendentes e inesperadas. Muchos niños triunfan en un entorno social y académico exigente, pero no todos lo hacen. La actitud emocional y mental de tu hijo acerca de la escuela, los padres y la presión puede estar en riesgo por los padres que no dan a sus hijos el tiempo suficiente para ser sólo eso, niños. Logra un equilibrio a la hora de animar y desafiar a tus hijos, pero sabe cuándo es el momento de retroceder o de enfrentar los riesgos.

Introversión

Muchos niños que son presionados para sobresalir por los padres o profesores pueden retirarse gradualmente de ellos y cerrarse, sugiere el psicólogo Peggy Tsatsoulis. Estos niños pueden pensar que no son importantes o lo suficientemente amados por los padres a menos que sean perfectos, una norma a la que pocos, si es que alguno de los niños puede lograr. Si exiges constantemente a tu hijo, le puedes enviar el mensaje equivocado. Anima a tu hijo a hacer su mejor esfuerzo, pero no actúes como si no trabajara o estudiara lo suficiente si obtiene una B en lugar de una A.

Enojo

Un niño que es reprendido constantemente por sus calificaciones o se siente avergonzado cuando trae a casa su boletín de calificaciones al final del año puede empezar a sentir ira o resentimiento hacia ti. Podrás notar que tu hijo participa en comportamientos cada vez más antisociales, como la negativa a seguir las reglas o directrices, la mentira, el mal comportamiento, los arrebatos verbales y negarse a hacer la tarea.

Estrés

El estrés generado por la expectativa de los padres de una A puede tener un efecto negativo en los niños en edad escolar, llevando no sólo a problemas de comportamiento potenciales, sino también a estrés crónico. Varias muestras de estrés causado por la presión académica pueden incluir, pero no están limitados a, el retiro, un creciente deseo de soledad, arrebatos de ira, la depresión y las manifestaciones físicas como dolores de estómago y dolores de cabeza.

Ansiedad

Exigir que tu hijo mantenga una A constante o presionarlo para sobresalir en un ambiente académico, independientemente de su edad, puede crear tensión y ansiedad en el niño o adolescente. En los niños mayores, la ansiedad de rendir académicamente puede conducir a trastornos de la alimentación, ansiedad o preocupación excesivas y comportamientos tales como la mentira, el engaño y el agotamiento, según Anxiety.org. A menudo, los niños son incapaces de expresar sus sentimientos sobre el estrés, la ansiedad o incluso su desempeño en la escuela. Estos niños a menudo se esfuerzan continuamente para impresionar, fomentar el orgullo y recibir los frutos de tu amor y adulación. Si no, a menudo sienten que te han defraudado. Sin embargo, comunícate con tu hijo acerca de la escuela, las pruebas y las metas SAT y mantente al tanto de la perspectiva y de la salud emocional y mental de tu hijo al mismo tiempo que lo animas a hacer su mejor esfuerzo.

Más galerías de fotos



Escrito por denise stern | Traducido por maría florencia lavorato