La consecuencia de la superficie del piso de baloncesto

Los avances tecnológicos han multiplicado las opciones de suelos para baloncesto. La generación anterior de jugadores competía en interiores sobre madera, baldosas o superficies de tartán y al aire libre en hormigón o asfalto, pero las nuevas superficies sintéticas y las tecnologías de pista polideportiva han creado toda una nueva gama de opciones. Los jugadores tienen una miríada de selecciones de calzados y de pelotas de baloncesto, también, creando miles de variables. Algunas superficies presentan un mayor rendimiento, algunas ofrecen una mayor seguridad para los jugadores y algunas ofrecen una sólida combinación de ambas.

Tracción de superficie

El baloncesto es un juego lleno de arranques, frenadas, aceleraciones y cortes. La tracción es de suma importancia. La mayoría de las canchas sintéticas más nuevas ofrecen gran tracción. Sea en interiores o exteriores, el mantenimiento por lo general es fácil. Las canchas de hormigón y asfalto de exteriores ofrecen una gran tracción, pero el asfalto puede romper el calzado, las pelotas de baloncesto y la piel. Las canchas de interiores de madera tradicionales pueden ofrecer una gran tracción si se mantienen adecuadamente, pero la madera, las baldosas y otras superficies viejas de usos múltiples pueden llegar a ser peligrosamente resbaladizas si no se mantienen correctamente.

Superficie y la pelota de baloncesto

Las superficies de madera más duras ofrecen el verdadero rebote que los jugadores y entrenadores prefieren, pero AthleticBusiness.com informó que los pisos de madera más suaves afectan menos a las piernas de los atletas: "La opinión predominante (es) que las canchas de pisos de madera con más resistencia son mejores para la prevención de lesiones". El hormigón y muchas de las nuevas superficies sintéticas ofrecen un verdadero rebote de baloncesto. Algunas superficies diseñeadas ofreciendo más "resistencia" a los jugadores podrían ofrecer menos rebote para la pelota de baloncesto. Una cancha de asfalto desgastado puede causar un rebote errático, al igual que una de madera desgastado con puntos muertos.

Superficie y lesiones

Los jugadores encuentran que los pisos de madera más blandos afectan mucho menos a las piernas y el suelo de arce tiende a ofrecer más resistencia. Las canchas de madera temporales utilizadas para partidos de NBA en estadios polideportivos tienden a tener una gran cantidad de resistencia. Los estudios del Clean Washington Center en 1995 descubrieron que una superficie atlética diseñada usando goma de desecho podría replicar el rendimiento de la madera dura con mayor seguridad. Jugar en superficies duras como azulejos, hormigón, asfalto, superficies de tartán y algunas superficies sintéticas más nuevas con menos resistencia puede producir "rodilla de saltador", o tendinitis patelar. Jugar en superficies con tracción extrema, como pisos de goma, puede aumentar los esguinces de tobillo, esguinces de rodilla, pie de atleta y otras lesiones familiares a los jugadores de fútbol que compiten en superficies artificiales de tipo antiguo.

Superficie y calzado de baloncesto

Elegir el calzado de baloncesto correcto y mantener las suelas del calzado limpias puede mejorar la seguridad y el rendimiento. El baloncesto ejerce una enorme presión sobre los tobillos y las rodillas, y combinar el calzado con la superficie es tan importante en baloncesto como lo es en fútbol. Por ejemplo, Nike ofrece versiones de interior y exterior de su calzado Zoom Kobe VI iD y de otros modelos de alta gama. Usar calzado desgastado aumenta el riesgo de lesión. Muchos jugadores profesionales cambian sus zapatos semanalmente o de un partido a otro para mantener el máximo rendimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por jeff gordon | Traducido por mariano abrach