Cómo congelar vegetales crudos

Congelar verduras conserva el sabor de tu jardín de verano para disfrutar en el invierno. A diferencia del enlatado, que requiere de técnicas y equipo especial, sólo necesitas unas cuantas simples herramientas para congelar las verduras crudas. Para obtener mejores resultados, elige vegetales en su mejor punto de madurez y frescura. Descarta aquellas que estén ya pasadas de madurez y aquellas ya con moho o enfermas. Almacena los vegetales a 0 grados Fahrenheit en una nevera o en el congelador del refrigerador.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cuchillo
  • Olla grande
  • Tina o fregadero
  • Cubos de hielo
  • Cuchara con orificios
  • Bolsas o contenedores para congelar

Instrucciones

  1. Lava las verduras antes de congelarlas.

    Prepara las verduras removiendo las hojas del maíz, cáscaras del frijol y guisantes y quitar hojas y tallos. Corta las partes golpeadas y dañadas de los vegetales. Lava para retirar la suciedad.

  2. Corta en trozos pequeños.

    Corta las verduras en rebanadas o trozos uniformes. Las piezas pequeñas se congelan más rápido y parejo. Puedes dejar el maíz en su hoja o quitarla.

  3. Hierve agua para blanquear las verduras.

    Llena la olla con agua. Necesitarás por lo menos 1 galón de agua por cada libra de vegetales, de acuerdo con el Servicio de Extensión Cooperativo de la Universidad de New Mexico. Pon el agua a hervir.

  4. Prepara un baño de hielo.

    Llena una tina o el fregadero con agua fría y agrega hielos para crear un baño de hielos.

  5. Blanquea los vegetales.

    Coloca las verduras en el agua cuando esté ya hirviendo. Necesitas hervir las verduras crudas para matar las enzimas que controlan el proceso de madurez. Hervir por algunos minutos mata a estas enzimas y detiene e proceso, preservando las verduras cuando tienen mejor sabor, de acuerdo con el Servicio de Extensión Cooperativa. Cuando el agua vuelva a hervir, toma el tiempo. Hierve los vegetales por entre un minuto y medio y tres minutos. Consulta una tabla de tiempo para blanqueado en línea o un recetario de cocina.

  6. Detén el proceso de cocido con el baño de hielo.

    Retira las verduras del agua hirviendo con la cuchara perforada y de inmediato ponlos dentro del baño de hielo para detener su cocido. Deja las verduras en el baño de hielo por el mismo tiempo que los dejaste en el agua hirviendo.

  7. Sella las bolsas para congelar.

    Escurre los vegetales y empácalos en bolsas o contenedores para congelar. Llena las cajas, permitiendo que las piezas se acomoden y sacando lo más que se pueda de aire. Sella y coloca los contenedores o bolsas en el congelador.

Consejos y advertencias

  • No necesitas blanquear pimientos o cebollas antes de congelar; simplemente lava, corta en trozos y coloca en las bolsas.
  • Congela las rebanadas blanqueadas sobre hojas para galletas antes de meterlas al congelador en el contenedor para que sea fácil separar las verduras cuando las vayas a cocinar.
  • La lechuga, los pepinos y las patatas no se congelan bien.

Más galerías de fotos



Escrito por cynthia myers | Traducido por glen boyd