Cómo congelar suero de leche

El suero y la caseína son las dos proteínas principales de la leche. Cuando elaboras queso, la proteína caseína se solidifica en cuajada, el suero de leche es el líquido remanente. Éste tiene varios usos y puede ser beneficioso para tu salud. La edición de noviembre de 2012 de "Obesity Reviews" (opiniones sobre la obesidad) afirma que la proteína del suero tiene la capacidad de reducir el azúcar en la sangre y la presión arterial y disminuye el riesgo de enfermedades del corazón. Los restos de suero se pueden añadir a sopas, guisos y otros productos alimenticios. Si tienes un excedente de suero de leche, prueba congelarlo para su uso posterior en lugar de desecharlo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Bandejas de cubitos de hielo
  • Bolsas para congelar
  • Rotulador permanente

Instrucciones

  1. Limpia tu congelador de manera que tengas abundante espacio para poner tus bandejas de cubitos de hielo en posición plana.

  2. Vierte el suero en las bandejas de cubitos de hielo, dejando 1/4 pulgada (0,63 cm) de espacio entre el suero y la parte superior de la bandeja.

  3. Coloca las bandejas de cubitos de hielo llenas de suero de leche en el congelador. Deja que se congele hasta que quede sólido.

  4. Saca los cubitos de suero congelado de las bandejas y colócalos en bolsas de plástico para congelar.

  5. Etiqueta las bolsas para congelar con la fecha y vuelve a colocarlas en el congelador.

Consejos y advertencias

  • Los cubitos de suero congelado se mantendrán aptos para consumo durante 6 meses.
  • La Clínica Mayo advierte que la proteína del suero de leche puede interferir con los medicamentos y aumentar el riesgo de sangrado. Dado que puede causar una baja presión arterial y baja azúcar en la sangre, habla con tu médico antes de consumir productos con suero altamente concentrados.

Más galerías de fotos



Escrito por traci joy | Traducido por nieves fragola