Cómo congelar rollitos de repollo

El repollo o col (cabbage) está formado principalmente por delicadas células de paredes delgadas que se rompen cuando la humedad que contienen se congela rápidamente. Puedes congelar los rollitos de col cocida, pero seguramente se desarmarán y quedarán como una pasta caldosa cuando los recalientes. Tienes que comenzar el proceso de congelación despacio en el refrigerador, del mismo modo que tienes que descongelarlos lentamente para que queden mejor.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Rejilla de alambre
  • Plástico de envolver
  • Bolsa o recipiente para congelador

Instrucciones

    Congelar los rollitos de repollo

  1. Coloca los rollos con la juntura hacia abajo sobre una rejilla dentro de una fuente o molde poco profundo y déjalos enfriar a temperatura ambiente.

  2. Sécalos con cuidado con toallas de papel y colócalos en el refrigerador sin cubrirlos. Déjalos que se enfríen durante toda la noche. Enfriarlos sin cubrir en el refrigerador antes de congelarlos en menos agresivo para la col que congelarla directamente desde temperatura ambiente, y se recalientan mejor así también.

  3. Envuelve bien cada rollo de col en varias capas de plástico y retuerce los extremos en direcciones opuestas para quitarle el aire. Aunque incluso el rollo de col más envuelto eventualmente puede escarcharse, cuanto menos aire entre en contacto con ellos más durarán.

  4. Coloca los rollos de col en una bolsa o recipiente de congelador y márcale la fecha. Utilízalos dentro del mes para tener mejor resultado.

    Descongelar y recalentar los rollitos de repollo

  1. Saca los rollos del congelador y desenvuélvelos el día antes del que quieras recalentarlos. Colócalos con la unión hacia abajo sobre una fuente cubierta con toallas de papel.

  2. Deja que se descongelen durante toda la noche en el refrigerador. Retíralos del refrigerador y calienta unas cucharadas de aceite en una sartén pesada sobre la estufa a fuego moderado.

  3. Pon los rollos en el aceite caliente y dóralos de todos los lados durante unos 3 a 4 minutos en total. Gíralos suavemente sobre la sartén con los dedos o una espátula para dorarlos todo alrededor.

  4. Cubre la sartén con una tapa luego de dorar el repollo y baja el fuego a medio bajo. Deja que se calienten al vapor durante 5 minutos.

  5. Saca los rollos de la sartén y colócalos con la juntura hacia abajo sobre una fuente.

Consejos y advertencias

  • Puedes calentar los rollos de col en un horno a 350° F en vez de sobre la estufa si lo deseas. Acomoda los rollos lado a lado separados una media pulgada en una fuente chata y caliéntalos durante unos 12 minutos o hasta que el interior alcance una temperatura de 165° F cuando lo midas con un termómetro digital.

Más galerías de fotos



Escrito por a.j. andrews | Traducido por frances criquet