Cómo congelar macarrones con queso

Popularizados en los Estados Unidos por el presidente Thomas Jefferson, que solía servir este delicioso plato a sus distinguidos invitados en la Casa Blanca, los macarrones con queso se han convertido en un plato básico en este país. Los ingredientes fundamentales en este plato son pasta, queso y leche, lo que permite congelarlos bien. Recuerda consumir tus macarrones con queso congelado dentro de los seis meses para obtener un sabor óptimo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Bolsas para congelador o recipiente hermético
  • Espátula o cuchara

Instrucciones

  1. Deja que tus macarrones con queso caseros se enfríen sobre la mesada. Si colocas tu plato de pasta en el congelador mientras todavía está tibio, el vapor podría formar cristales no deseados sobre la comida.

  2. Transfiere tus macarrones con queso a bolsas para congelador o a un recipiente hermético usando una cuchara o una espátula.

  3. Cierra la bolsa o el recipiente hermético. Si usas una bolsa para congelador, retira el exceso de aire estrujando suavemente la bolsa a medida que la cierras.

  4. Coloca los macarrones con queso en el congelador. Si estás usando una bolsa para congelador, colocarla en forma plana te dejará más espacio al disminuir su volumen.

Consejos y advertencias

  • Considera congelar los macarrones con queso en porciones individuales. De esta manera sólo necesitarás descongelar lo que necesitas en lugar de una fuente entera.
  • Descongela los macarrones con queso caseros en una bolsa con cierre o en un recipiente hermético colocándolos en el refrigerador 24 horas antes de cuando desees recalentarlos.
  • Si te preocupa que se sequen mucho luego de descongelarlos, agrega un poco de queso o leche al recalentarlos para humedecer el plato.

Más galerías de fotos



Escrito por scott damon | Traducido por paula santa cruz