Cómo congelar duraznos y ciruelas enteros

Congelar duraznos y ciruelas frescos te permite tener fruta fresca y jugosa disponible en cualquier estación para usar en tartas, pasteles o simplemente como bocadillos saludables. La mayoría de las frutas, incluyendo las ciruelas y los duraznos, mantendrán su calidad y frescura por 8 a 12 meses cuando se guardan adecuadamente en un congelador a cero grados Fahrenheit o menos, según la Colorado State University Extension. Escoge duraznos y ciruelas que estén bien maduros antes de prepararlos para congelar.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Recipientes plásticos con tapa
  • Tazas y cucharas para medir
  • Ácido ascórbico
  • Azúcar
  • 2 ollas grandes
  • Hielo
  • Cuchillo de pelar
  • Cuchara con ranura

Instrucciones

    Congelar duraznos

  1. Lava los duraznos frescos y maduros con agua fría, frotando suavemente las pieles para ayudar a eliminar bacterias.

  2. Coloca los duraznos enteros en recipientes plásticos lo suficientemente grandes como para que quede de 1/2 a 1 pulgada de espacio entre la fruta y la tapa.

  3. Cubre los duraznos con una mezcla de 1 cucharada de ácido ascórbico por cada cuarto (1 litro) de agua. Para envasar con jarabe, prepara una mezcla de 4 tazas de agua, 3 tazas de azúcar y 1/2 cucharadita de ácido ascórbico, y cubre los duraznos con el jarabe. Es ácido ascórbico, o vitamina C, ayuda a conservar el color y sabor de la fruta.

  4. Tapa los recipientes plásticos y coloca de inmediato en el congelador.

    Congelar ciruelas

  1. Lava las ciruelas frotando las pieles suavemente con agua fría del grifo.

  2. Envasa las ciruelas enteras en recipientes plásticos, dejando de 1/2 a 1 pulgada de espacio entre la fruta y la parte superior del recipiente.

  3. Si lo deseas, agrega un jarabe hecho con 3 tazas de azúcar por cada 4 tazas de agua para cubrir las ciruelas. Agregar ácido ascórbico (alrededor de 1/2 cucharadita) a la mezcla de jarabe mejorará la calidad de la fruta. No es necesario envasar las ciruelas con jarabe; puedes congelar simplemente la fruta entera.

  4. Tapa los recipientes y congela de inmediato a cero grados Fahrenheit o menos.

Consejos y advertencias

  • Evita congelar los duraznos y las ciruelas en bolsas pláticas. La mayoría no son lo suficientemente resistentes a la humedad para mantener su calidad y frescura.
  • Descongela las frutas en el refrigerador, en el microondas en la posición descongelado o con agua fría.
  • Para pelar la fruta descongeladas más fácilmente, marca la parte inferior con una pequeña "X" con un cuchillo de pelar. Pon la fruta marcada en una olla de agua hirviendo por 20 a 30 segundos y luego pásala a una olla con agua con hielo. Una vez que la fruta se haya enfriado, la piel saldrá fácilmente.
  • No trates de congelar demasiado a la vez. Las frutas deberían congelarse por completo dentro de las 24 horas.

Más galerías de fotos



Escrito por jill lee | Traducido por maria eugenia gonzalez