Cómo congelar coliflor sin blanquearla

Una forma de conservar un exceso de coliflor es congelarla hasta que estés listo para utilizarla en una receta. Por lo general, las verduras se blanquean (escaldan) antes de congelarlas. El blanqueo es cuando las verduras se cuecen durante un minuto para detener a las enzimas degradantes del sabor, la textura y el color de las verduras. También ayuda a eliminar cualquier bacteria que pueda haber en ellas. Sin embargo, se puede congelar la coliflor sin blanquearla. Como resultado, la calidad de las verduras puede degradarse, pero aún así será segura para comer.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Cuchillo
  • Recipiente
  • Cuchara
  • Sal
  • Contenedores para congelar

Instrucciones

    Instrucciones

  1. Selecciona cabezas de coliflor que sean firmes y blancas. Lava bajo el chorro de agua fresca corriente para eliminar los residuos.

  2. Utiliza el cuchillo para cortar la coliflor en trozos de 1 pulgada (2,5 cm). Llena un recipiente con agua. Añade 1 cucharada de sal por cada taza de agua al recipiente.

  3. Deja la coliflor en el agua salada para eliminar cualquier insecto y déjala a un lado. Después de una hora escurre el agua salada. Enjuágala en agua corriente fría para eliminar cualquier exceso de sal.

  4. Coloca al lado la coliflor hasta que se seque completamente. Empácala suavemente en un recipiente para congelar de manera que cada recipiente tenga sólo dos capas de alto. Deja tu coliflor en el congelador hasta por un año.

Más galerías de fotos



Escrito por robin coe | Traducido por mayra cabrera