Cómo congelar avena

La avena posee un gran contenido de fibras solubles, las cuales ayudan a mantener tu colesterol dentro de los límites saludables. Comer un tazón de avena caliente en el desayuno puede parecer una indulgencia, pero una taza de avena común o rápida cocida con agua solo contiene 166 calorías. La misma porción contiene casi 6 gramos de proteínas para mantenerte satisfecho toda la mañana y 4 gramos de fibra. Si te encuentras en un apuro por lo mañana y no tienes tiempo para preparar avena fresca, preparar un lote grande antes de tiempo y congelarlo te permitirá tener una comida caliente y saludable para comenzar tu día sin tener que pasar mucho tiempo en la cocina.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Cuchara
  • Bolsas de plástico para el congelador
  • Aerosol de cocina antiadherente (opcional)
  • Envoltura de plástico (opcional)
  • Molde para panecillo (opcional)
  • Espátula o cuchillo (opcional)

Instrucciones

  1. Utiliza la cuchara para colocar la avena cocida en bolsas para el congelador o contenedores de plástico con tapas si quieres congelar porciones grandes. Quita tanto aire como sea posible de las bolsas antes de sellarlas para mantener el cereal fresco.

  2. Congela porciones individuales de avena en moldes para panecillos para que sea fácil racionarlas. Rocía el molde con aerosol de cocina antiadherente o utiliza un molde antiadherente.

  3. Cubre los moldes para panecillos con una envoltura de plástico y colócalo en el congelador por varias horas, o hasta que la avena esté completamente congelada.

  4. Descongélala un poco hasta que puedas quitar los "panecillos" de avena del molde utilizando una espátula o cuchillo. Colócalos en bolsas para el congelador para almacenarlos y congelarlos para poder quitar una porción pequeña para calentarla.

Consejos y advertencias

  • Puedes congelar cualquier tipo de avena congelada, incluyendo la avena cortada, la avena en rollos, la avena rápida y la avena instantánea.
  • Mantén la avena congelada por hasta seis meses para asegurar su calidad.
  • Recalienta la avena congelada en el microondas por aproximadamente uno o dos minutos.
  • Añade fruta seca o fresca a tu avena cuando la cocinas como manera saludable de endulzar tu comida.

Más galerías de fotos



Escrito por jill lee | Traducido por ana grasso