¿Cómo confrontar a tu hijo después de decubrirlo bebiendo?

Si descubres a tu hijo bebiendo, tienes que programar una intervención. Según The Partnership for a Drug Free America, una intervención no es una palabra intimidante; puede ser una tarea simple de confrontar a tu hijo con una conversación sobre su bebida. Este es el tipo de conversación que no solo hace cumplir la regla de que beber está estrictamente prohibido pero le hace saber a tu hijo que estás dispuesto a proporcionar el tipo de ayuda que necesita si la bebida se convierte en un problema. Con suerte, la conversación es todo lo que se necesitará para disuadirlo de consumir alcohol en el futuro.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Habla con tu hijo inmediatamente si lo descubres bebiendo. Según The Partnership for a Drug Free America, incluso si piensas que su bebida fue una cosa experimental de solo una vez, puede llevar fácilmente al abuso o incluso adicción al alcohol. Ignorar esto porque piensas que no es gran cosa puede ser perjudicial para tu hijo.

  2. Comienza la conversación cuando estés calmado, recomienda The Partnership for a Drug Free America. Hablar sobre el consumo de alcohol con tu hijo cuando estás enfadado no es una manera productiva para discutir la situación, y puede causar que esté a la defensiva. Esto puede hacer que la conversación sea aún más incómoda y puede sentirse como un ataque.

  3. Saca las consecuencias negativas de consumir alcohol durante la conversación, recomienda KidsHealth. Cuando tu hijo consume alcohol, perjudica su juicio y puede causar que tome decisiones que no piensa que es capaz de hacer, como entrar al auto con un conductor ebrio. Además, el abuso de alcohol puede causar daños en su hígado y afectar negativamente su trabajo escolar, sus amistades y su habilidad para jugar deportes.

  4. Prepárate para las posibles respuestas que tu hijo puede usar contra ti durante esta conversación, recomienda The Partnership for a Drug Free America. Si él no sabe cómo averiguaste que probó alcohol, puede acusarte de estar espiándolo. Respóndele al decirle que sientes mucho que se sienta de esa manera pero como padre, es tu trabajo mantenerlo seguro. También puede responderte con el hecho de que tú bebes alcohol. Recuérdale que tienes la edad legal para hacerlo y él no.

  5. Crea un contrato de comportamiento y haz que tu hijo lo firme, recomienda KidsHealth. Este contrato puede afirmar que tu hijo no consumirá bebidas alcohólicas o entrará al auto con alguien que las haya consumido. Además, afirmará las consecuencias que enfrentará si rompe las reglas de este contrato, como ser castigado, perder privilegios o pagar el remplazo. Pídele que firme el contrato durante la confrontación sobre el consumo de alcohol y mantenlo en un lugar seguro. Consúltalo cuando sea necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por ana maría guevara