La conexión entre la vitamina B-12 y el dolor de la vesícula biliar

La vitamina B-12 es una molécula grande y compleja que participan en una variedad de funciones dentro de tu cuerpo, incluyendo algunos relacionados con la digestión. La deficiencia de vitamina B-12 es relativamente común en los Estados Unidos y es la causa de muchos de los diagnósticos falsos, ya que puede imitar algunas enfermedades y ser una causa subyacente de los demás. Tu vesícula biliar es importante para la digestión de las grasas y su función está conectada a los niveles de B-12. Si tienes dolor abdominal, consulta con tu médico y pregúntale acerca de cómo medir tus niveles de B-12 en sangre.

La vesícula biliar

Tu vesícula biliar es un órgano pequeño que se encuentra debajo del hígado e inyecta la bilis hacia el intestino delgado cuando comes alimentos grasos. La bilis se hace en el hígado, pero se procesa y se concentra en la vesícula biliar, y es eficaz para emulsionar la grasa. Tu vesícula biliar necesita un buen suministro de sangre y vitaminas B para hacer su trabajo de manera eficiente. Bajo ciertas condiciones, las piedras se pueden formar en la vesícula biliar y causar inflamación, dolor abdominal difuso, náuseas, vómitos y distensión abdominal.

Recomendaciones sobre la vitamina B-12

De acuerdo con "Bioquímica Humana y la enfermedad," los niveles de la vitamina B-12 en sangre por debajo de 200 picogramos por ml indican una deficiencia, aunque los síntomas pueden tardar hasta un par de años en manifestarse. Estas deficiencias son más comunes de lo que se pensaba anteriormente debido a que se agota rápidamente por una variedad de sustancias, tales como alcohol y muchos productos farmacéuticos, y es difícil de absorber debido a su gran tamaño. Solo los adultos requieren entre 2 y 3 mcg por día de B-12, pero para algunos que requieran que se completa con al menos 500 mcg, de acuerdo con "las vitaminas: Aspectos fundamentales en Nutrición y Salud" la absorción de B-12 en el estómago y los intestinos requiere el factor intrínseco, que está ausente en los pacientes con anemia perniciosa.

Síntomas de anemia perniciosa

De acuerdo con "Nutrición y Salud Pública", hasta un 15% de los adultos estadounidenses mayores de 65 años pueden tener una deficiencia de vitamina B-12 llamada anemia perniciosa. La anemia perniciosa es una enfermedad autoinmune en la cual el cuerpo es incapaz de absorber suficiente vitamina B-12 en el tracto digestivo. Se produce después de largos episodios de inflamación del estómago o infección que destruyen las células de la mucosa del estómago que producen el factor intrínseco. Sin el factor intrínseco, no eres capaz de absorber la vitamina B-12. Los síntomas comunes de anemia perniciosa abarcan debilidad, dolor en la lengua, entumecimiento y sensación de hormigueo, pero muchos otros síntomas pueden parecerse a un ataque de vesícula biliar, como dolor abdominal, náuseas, ardor de estómago, vómitos, estreñimiento y una sensación de plenitud constante. Como tal, la anemia perniciosa puede confundirse con la inflamación de la vesícula biliar o disfunción.

Anemia perniciosa y cálculos biliares

Con la deficiencia de B-12, no hay suficientes glóbulos rojos en la médula ósea o los que se hacen son demasiado grandes e inmaduros como para funcionar correctamente. Estos glóbulos rojos grandes deformes pueden obstruir el bazo y la vesícula biliar. De acuerdo con "bioquímicos, fisiológicos y aspectos moleculares de la Nutrición Humana", la anemia causada por la falta de B-12 aumenta el factor de riesgo para la formación de cálculos biliares. Como tal, la deficiencia de B-12 está directamente vinculada a las enfermedades relacionadas con cálculos biliares y los síntomas dolorosos subsiguientes.

Más galerías de fotos



Escrito por owen bond | Traducido por carlos alberto feruglio