Conductas obsesivas de las mamás

Al convertirse en madre vienen muchos cambios tanto físicos como emocionales y hasta mentales. De acuerdo con Kiara Timpano, profesora de psicología de la Universidad de Miami, hay mamás que se adaptan rápidamente a la maternidad después de dar a luz sin ningún tipo de problema persistente, pero hay mamás que desarrollan conductas obsesivas. Esto puede llegar a interferir con los deberes para con los hijos y pueden llegar a poner al bebe en riesgo.

Causas


Un cambio de esta magnitud en la vida puede desencadenar desórdenes obsesivos.

Un cambio de esta magnitud en la vida puede desencadenar desordenes obsesivos y según el periódico Daily Mail, el siete por ciento de las futuras mamás pueden mostrar este trastorno. Las mujeres que son muy sensibles a la crítica o tienen problemas lidiando con pensamientos o sentimientos negativos son propensas a desarrollar esta condición, dice Paul Salkovskis, profesor de psicología en Londres Inglaterra especializado en trastornos obsesivos compulsivos. Estas mujeres ya tienen una predisposición a un trastorno y tener un bebé desata estas condiciones. Las mujeres que ya tienen diagnosticado algún trastorno pueden experimentar un empeoramiento en su condición al tener un bebé.

Comportamientos


En muchos casos las conductas obsesivas en las madres primerizas tienen que ver con la seguridad del infante.

En muchos casos las conductas obsesivas en las madres primerizas tienen que ver con la seguridad del infante. De acuerdo con U.S. News and World Report algunas mamás se preocupan demasiado de lastimar a su bebé así que evitan cargarlo o atender sus necesidades básicas. Otras mamás llegan a bañar obsesivamente a su bebé al punto de causarles llagas con tal de eliminar los gérmenes. Otra conducta obsesiva es la de lavar obsesivamente los artículos del bebé. Las mamás a las que ya se les han manifestado conductas obsesivas, se preocupan por la pulcritud y el orden de las cosas de su hijo. Una de las conductas más preocupantes es cuando la mamá tiene pensamientos obsesivos sobre las cosas malas que le podrían ocurrir al bebé o aún peor, sobre el daño que le pueden causar al bebé.

Tratamiento


Los antidepresivos medicados pueden ayudar a las mamás primerizas a regular y controlar sus conductas obsesivas.

La terapia conductual es un método muy efectivo para ayudar a las mamás con desórdenes obsesivos y canalizar el trastorno por medio de comportamientos para el acabar con el estrés. La terapia cognitiva puede ayudar a la mujer a cambiar su forma de pensar y terminar con las obsesiones. Los antidepresivos medicados pueden ayudarles a regular y controlar sus conductas obsesivas. Según Lee Cohen de ABC News, el Prozac y Zoloft son muy efectivos para tratar estas condiciones. Lee Cohen es el director del programa de investigación psiquiátrica perinatal y reproductiva del hospital general de Massachusetts en Boston y ha tratado a muchas mujeres que sufren de obsesiones postparto.

Complicación


Si estás teniendo pensamientos obsesivos, pide ayuda a un especialista en salud mental.

Las conductas obsesivas pueden interferir con la vida diaria. Si los trastornos de una mamá primeriza ocurren frecuentemente, pueden llegar a obstaculizar sus hábitos. Según Jerilynn Ross, presidenta de Anxiety Disorders Association of America, muchas mujeres sienten que van a dañar a su hijo pero tienen miedo de hablar sobre su trastorno. Pero los trastornos que no son tratados a tiempo, pueden generar depresión y recaídas. Si estás teniendo pensamientos obsesivos, pide ayuda a un especialista en salud mental.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por sofia semo