Conductas de los niños con TDAH en el aula

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad, o TDAH, causa problemas de conducta, atención y aprendizaje en los niños. Los niños que lo padecen son propensos a actuar impulsivamente sin importar las consecuencias de sus actos. Además de perjudicar su desempeño académico, el TDAH también puede causarles dificultades para socializar con sus compañeros, explica HealthyChildren.org, un sitio web que publica la American Academy of Pediatrics.

Mal comportamiento y rompe reglas

Los niños con TDAH enfrentan muchos tipos de problemas de conducta en la escuela, los cuales representan un enorme estrés para las familias. Por ejemplo, un maestro puede mandar una nota a casa, informando a los padres que su hijo rompe frecuentemente las reglas del aula, como las de sentarse quieto y no hablar fuera de turno. Un maestro también puede reportar que el niño actúa de forma impulsiva continuamente o no parece captar el significado de los límites, señala la AAP. Un maestro puede notar la hiperactividad de un niño a través de interrupciones verbales o físicas en el aula, como hablar demasiado alto o correr dentro del aula. Un niño con TDAH puede ser irrespetuoso con los maestros o compañeros. Las dificultades en el aprendizaje de materias como matemáticas o lectura, y otros problemas coexistentes también pueden contribuir a las dificultades que enfrenta un niño con TDAH.

Se distrae con facilidad

El desempeño académico por debajo del promedio no es raro en los niños con TDAH. Actuar impulsivamente puede llevar a un trabajo escolar descuidado y a responder preguntas sin tomarse el tiempo suficiente para formular la respuesta correcta o al menos la mejor posible, como lo señala un reporte del U.S. Department of Education. El niño con TDAH se distrae con facilidad y carece de la capacidad para permanecer concentrado, lo cual puede evitar que retenga la información que se enseña en la escuela.

Impulsivo e invasivo

Llevarse bien con otros estudiantes puede ser un problema mayor para los niños con TDAH. Sus rasgos de personalidad impulsivos e invasivos, como expresarse con demasiada intensidad de forma verbal o física (o ambas), puede causar que los compañeros de clase se alejen o los ignoren. Algunos niños con TDAH tal vez no tomen el primer paso para relacionarse con un compañero de clase o pasen por alto las señales sociales necesarias para crear una relación positiva. El resultado final puede ser el aislamiento social. El nivel de madurez de algunos adolescentes con este trastorno puede tener un retraso de hasta 2 años respecto a sus compañeros, lo cual reduce aún más la posibilidad de establecer relaciones sociales significativas.

Consideraciones

Las reglas son la base para un aula bien manejada. Por lo tanto, es fácil ver cuántas conductas del tipo TDAH pueden interferir con el aprendizaje exitoso en la escuela. Conforme los niños que tienen este trastorno avanzan hacia la secundaria y el bachillerato, pueden enfrentar retos nuevos debido a sus escasas habilidades de organización, no concluir los trabajos escolares o no entregar la tarea. Habla con el médico para asegurarte de que su medicamento, suponiendo que tome uno, sea el adecuado para satisfacer las necesidades de su horario de tareas, o si el plan de tratamiento de tu hijo debería ser ajustado para tratar cualquier otra necesidad cambiante.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por alejandro cardiel