Conducta normal para un estudiante de primer grado

Tras el hito de enviar a tu hijo a la guardería, el año se pasa volando y de repente lo estás inscribiendo al primer grado, te das cuenta de que es un niño grande, en camino a tener su personalidad, intereses y dirección en la vida. Los pediatras prestan atención a los hitos clave del desarrollo, pero como todos los hitos de la infancia varían de un niño a otro. El primer grado es un tiempo para que los niños todavía estén supeditados a los padres, pero comienzan la búsqueda de oportunidades para hacer las cosas por sí mismos, desarrollando de un sentido de independencia a lo largo del año.

Habilidades motoras gruesas

De acuerdo con el sitio web de PBS para padres, los alumnos de primer grado deben ser capaces de correr, brincar e improvisar, la habilidad de suma importancia de saltar también se muestra en este año. Los niños también comienzan a practicar deportes y deben ser capaces de hacer reaccionar rápido a movimientos como lanzar y patear. Los profesores de música se concentran en enseñarles cómo encontrar patrones en la música y aprender a aplaudir a un ritmo específico. Muchos lo captan rápido pero algunos batallan con la gracia de los patrones musicales.

Habilidades sociales

A los seis o siete años de edad carecen de los estereotipos sociales que conducen a camarillas, dice Education.com, los alumnos de primer grado tienden a disfrutar jugar en grupos. Las habilidades como buscar solos sus salones de clase o el baño se aprenden a esta edad y son importantes para el desarrollo de la independencia. Según Education.com, junto con la creciente sensación de independencia también viene la capacidad de demostrar la resolución de conflictos en muchos casos sin pedir ayuda a un adulto.

Lectura

El primer grado es la edad normal en la que muchos niños comienzan a leer, como dice PBS Parents, no todos los niños aprenden a leer de inmediato, sino que deben tomar los primeros pasos hacia la comprensión del concepto. Muchas escuelas introducen pequeños libros con sonidos específicos cada semana que ayudan a los niños a reconocer y clasificar las palabras en sonidos, animándoles a entender fonéticamente cómo los sonidos se unen para formar palabras. Junto con la lectura también se incluye el concepto de la comprensión de la historia. De acuerdo con la American Speech-Language-Hearing Association, ASHA, los niños deben ser capaces de saber contar historias como un pasatiempo favorito entre los estudiantes de primer grado, contar y volver a contar historias y acontecimientos en un orden lógico. Aunque las historias pueden ser largas y posiblemente confusas, siempre animan a los niños a compartir lo que está en sus mentes.

Escritura

Al aprender a leer, en primero grado también están aprendiendo a escribir y deletrear. Los niños muchas veces deletrean palabras como suenan, y en esta edad se les enseñan las complejidades de la ortografía como los diferentes sonidos de las vocales y las letras mudas. Están aprendiendo cómo imprimir correctamente y deben ser capaces de escribir letras y palabras claras, según ASHA. Muchos docentes de primer grado animan a los niños a escribir en revistas, ya que les gusta compartir preferencias personales y conversar acerca de sus vidas familiares.

Comprensión matemática

PBS Parents señala que después de aprender los conceptos de suma y resta en el kinder, en primer grado se introducen el tiempo y el dinero, proporcionándoles nuevas oportunidades para sumar y restar números. Al aprender sobre el dinero, los niños empiezan a contar en múltiplos de cinco y 10, aunque a veces pueden repetir una lista de números a pesar de que no comprendan plenamente la idea. El aprendizaje es todavía muy divertido para niños de primer grado pues aún no han desarrollado la idea de que el aprendizaje puede ser un trabajo duro.

Desarrollo emocional

Las acciones emocionales de un niño de primer grado pueden variar desde todavía aferrarse a su mamá hasta querer breves oportunidades para demostrar su independencia, como no dar la mano en público o pasar más tiempo a solas envuelto en sus propias actividades. Según Education.com, los alumnos de primer grado todavía giran alrededor del hogar, los padres y los hermanos, no es hasta el segundo grado que los niños dan el salto de bebé de mamá a hijo de mamá. Disfruta de la dependencia que sigue siendo necesaria, pero fomenta el desarrollo de la autonomía que el niño necesitará para estar saludable y ser feliz en su vida futura.

Más galerías de fotos



Escrito por annie tumlin | Traducido por lourdes villaseñor