Condiciones no cardíacas que pueden conducir a la fibrilación auricular

Las arritmias o ritmos anormales del corazón, son generadas por la actividad eléctrica inusual dentro del músculo cardiaco. La fibrilación auricular, una arritmia común, ocurre cuando las cámaras superiores del corazón tiemblan en lugar de contratarse de manera contundente y organizada. Esto puede disminuir la capacidad de bombeo, y los coágulos sanguíneos que se forman dentro de las cavidades superiores mal funcionamiento de tu corazón podrían liberarse y viajar al cerebro, donde podrían causar un derrame cerebral. La fibrilación auricular puede ocurrir debido a enfermedades del corazón, un ataque al corazón o una válvula cardiaca anormal, por ejemplo, o condiciones no cardíacas, tales como la enfermedad tiroidea o apnea del sueño.

Enfermedad tiroidea

La glándula tiroides produce hormonas que aumentan tu tasa metabólica, acelera los latidos del corazón y hace que el músculo del corazón sea más irritable. Los médicos han tenido el conocimiento durante mucho tiempo que el hipertiroidismo, una condición caracterizada por niveles anormalmente altos de hormona tiroidea, puede desencadenar la fibrilación auricular, y saben que el tratamiento del hipertiroidismo por lo general refiere a la fibrilación auricular. Un estudio publicado en la edición de noviembre 2012 de la "British Medical Journal", mostró que las personas cuyos niveles de hormona tiroidea están en el rango superior de lo normal también pueden estar en mayor riesgo de fibrilación auricular.

Alcohol

Beber mucho alcohol, ya sea como resultado de beber en exceso o el uso diario, se sabe que aumenta el riesgo de fibrilación auricular en personas cuyos corazones son sanos. El análisis de los datos de 2 estudios amplios que incluyeron a más de 30.000 personas mostraron que aun beber moderadamente, 2 a 3 bebidas al día, puede aumentar el riesgo de fibrilación auricular en personas con enfermedades del corazón o diabetes. Esta información fue presentada en la edición de noviembre 2012 de la "Canadian Medical Association Journal". Si tienes factores de riesgo para enfermedad cardiovascular, como el tabaquismo, la hipertensión arterial o la diabetes, consulta a tu médico acerca de cuánto alcohol es seguro para ti.

Abuso de sustancias

Un número de drogas recreativas se han relacionado con arritmias cardíacas. La metanfetamina, cocaína y otros estimulantes son especialmente propensos a causar la fibrilación auricular, probablemente como resultado de los niveles excesivamente altos de sangre por la adrenalina y otras hormonas de activación que se liberan cuando se utilizan estas sustancias. Además, muchas personas que usan estos medicamentos regularmente tienen otras condiciones, tales como trastornos electrolíticos o mala nutrición, que podrían aumentar el riesgo de arritmias.

Condiciones pulmonares

Algunos trastornos respiratorios pueden sentar las bases para la fibrilación auricular mediante el aumento de la tensión mecánica en el corazón o interfiriendo con la capacidad de los pulmones para transferir oxígeno al torrente sanguíneo. Los niveles bajos de oxígeno pueden provocar irritabilidad en el músculo del corazón, y "contrapresión" de los pulmones enfermos pueden dilatar o forzar las aurículas del corazón. Cualquiera de estas situaciones puede alterar la actividad eléctrica cardiaca y generar una arritmia. Enfermedad pulmonar obstructiva crónica, neumonía y embolias pulmonares, coágulos de sangre en los pulmones, todos pueden causar fibrilación auricular. Con tratamiento, la fibrilación auricular debido a la neumonía o la embolia pulmonar generalmente se resuelve. La fibrilación auricular asociada con la EPOC es más probable que continúe.

Apnea del sueño

Las interrupciones intermitentes en la respiración asociadas con la apnea obstructiva del sueño y otros trastornos respiratorios relacionados con el sueño pueden causar fibrilación auricular. Al detener temporalmente la respiración, el nivel de oxígeno en la sangre cae y el nivel de dióxido de carbono sube. Estos cambios provocan una lluvia de reflejos de "lucha o huida" de tu sistema nervioso central, lo que se traduce en un aumento del ritmo cardíaco. De acuerdo con los autores de un estudio publicado en julio de 2004 en la revista "Circulation", ninguno de estos factores, un nivel de oxígeno bajo, un nivel de dióxido de carbono de alto o aumento de la estimulación nerviosa, podrían desencadenar un episodio de fibrilación auricular. El tratamiento de la apnea del sueño con CPAP, un dispositivo que suministra aire a presión a tus vías respiratorias superiores, reduce el riesgo para la fibrilación auricular.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por verónica sánchez fang