Condición física y nutrición adecuada en el adolescente

La condición física y la nutrición adecuada en el adolescente puede trazar el camino para el interés de por vida en una buena salud. Una vez que alguien se acostumbra al bienestar físico, encuentran incómoda una vida sin actividad física. Comer una dieta bien balanceada se necesita a lo largo de la vida, pero es especialmente importante durante la etapa de desarrollo de la adolescencia.

Obesidad

Uno de cada tres niños está pasado de peso según la American Heart Association. La obesidad y el sobrepeso incrementan el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, niveles elevados de colesterol e hipertensión arterial. La obesidad puede conllevar a una imagen corporal negativa, depresión y baja autoestima. Involucrarse en actividades físicas y una nutrición apropiada puede reducir la posibilidad de desarrollar obesidad.

Hábitos saludables

Los adolescentes que se ejercitan y se alimentan bien estarán sentando las bases para un futuro más sano. Al elegir alimentos sanos, los adolescentes tendrán mayor facilidad para evitar consumir comida chatarra y otros alimentos que forman un estilo de vida poco sano. Los padres que se comprometen en hábitos alimenticios saludables y actividad física pueden ser modelos positivos a seguir, según la American Heart Association.

Retroalimentación positiva

La retroalimentación positiva puede ayudar a un adolescente a aventurarse hacia la actividad física y a una nutrición adecuada. Fomentar los hábitos saludables proporciona un refuerzo positivo lo que vuelve más agradable realizar nuevas tareas. Celebrar los éxitos, no importa qué tan pequeños, en una forma divertida refuerza las buenas conductas. Felicitar un buen trabajo puede ayudar a que el adolescente desarrolle una auto imagen positiva, según la American Heart Association.

Estilo de vida saludable para el corazón

La actividad física y la nutrición adecuada son dos principales componentes de un estilo de vida saludable para el corazón. Ambos pueden mejorar tu función cardiovascular y longevidad. La nutrición adecuada consiste en granos enteros, alimentos bajos o libres de grasas, nueces, proteínas magras, aceites vegetales, frutas y vegetales, según la American Heart Association y la Clínica Mayo. La actividad física involucra 150 minutos a la semana. Se recomiendan treinta minutos por cinco días, aunque esta cantidad puede dividirse en incrementos de 10 minutos.

Bocadillos saludables

Después de tomar acción en las actividades para ponerte en forma, los adolescentes acudirán por bebidas y comida. En lugar de darles alimentos cargados con calorías, proporciónales alternativas nutritivas. Sustituye las bebidas cargadas de azúcar por leche baja en grasa, agua o jugos puros. Las papas fritas pueden reemplazarse por galletas de granos enteros, tiritas de vegetales, fruta, yogurt natural bajo en grasa o semillas de girasol. Reemplaza los panes y pasteles por frutas secas o frescas, manzanas horneadas o paletas de hielo libres de azúcar, según las sugerencias de la American Heart Association.

Tiempo familiar

El bienestar físico y la nutrición apropiada ofrecen una variedad de pretextos para pasar más tiempo en familia. Ir de compras puede convertirse en una actividad familiar. Las familias pueden salir juntas a andar en bicicleta, caminar, hacer jardinería, jugar tenis, basquetbol o ir a nadar, sugiere la American Heart Association.

Más galerías de fotos



Escrito por crystal welch | Traducido por karly silva