Cómo concentrarte antes de un partido de baloncesto

La practica de "entrar en la zona" antes de un gran partido aplica tanto para principiantes como para profesionales. Típicamente se refiere al estado mental en que el baloncesto es lo principal y la confianza, relajación y preparación combinadas te hacen un mejor jugador. Mientras que la práctica física ayuda a incrementar tu preparación antes de un juego, también lo hace la práctica mental, que te pone en el estado mental correcto para la competición. Experimenta con diferentes estrategias para aprender como concentrarte mejor antes de un partido.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Practica físicamente en las semanas previas al partido. Si bien el juego mental es vital para estar concentrado, saber que haz hecho lo que podías para incrementar tus habilidades ayuda a darte la confianza mental necesaria para ser mejor jugador. La práctica y mejora adecuadas ayudan a reforzar tus esfuerzos mentales para ayudarte a ser un jugador más completo, y para que tu cabeza esté concentrada y sin dudas ni preocupaciones sobre tu desempeño físico.

  2. Crea o adopta un lema para ti mismo, el cual te repetirás antes de los partidos o mientras juegas para ayudarte a ser más potente y a tener más confianza. Cualquier cita o consigna de grandes jugadores servirá: Doc Rivers, gran jugador de la NBA que pasó a ser entrenador, adoptó el lema: "¡Fortaleza mental!" a lo largo de su carrera. Puedes también crear tu propio lema basado en una experiencia personal y el tipo de palabras que te ayuden a energizarte y te den confianza.

  3. Tomate el tiempo para relajarte mentalmente antes de un juego. Cuando estás tenso y nervioso, puede que no seas tan receptivo con tus instintos en la cancha. Ya sea que estés escuchando música, meditando, tomando una siesta rápida o pasando el tiempo con amigos, tomarte 20 minutos para ti mismo antes de un juego prepara a tu cuerpo y a tu mente para concentrarse cuando tus pies pisen la cancha.

  4. Visualízate a ti mismo en el juego. Prever la forma en la que reaccionarás a ciertas jugadas y problemas te dará el poder para planear de antemano y estar más emocionado por tu desempeño general. La visualización también ayuda a mantener la memoria muscular, la cual sirve para tener reflejos más despiertos y tomar decisiones más rápido durante el partido. Intenta un ejercicio de visualización luego de la práctica, antes del juego, o incluso durante los tiempos muertos o descansos en el juego.

  5. Perdónate por cometer errores durante el partido. Incluso los más grandes jugadores de baloncesto fallan disparos, desperdician un pase o defraudan a su equipo de vez en cuando. Al dejar que el fracaso se instale en tu cabeza, tu confianza en la cancha se ve comprometida. En lugar de eso, busca lo que puedas aprender de tus errores y sigue adelante para que tus errores, eventualmente, te hagan mejor jugador.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por lautaro rubertone