Cómo comunicarse con recién nacidos

¿No sería maravilloso que tu bebé pueda decirte con palabras que tiene hambre, está cansado, se orinó o no se siente bien? La falta de comunicación verbal en tu recién nacido puede dificultar la comunicación entre ambos, pero esto no es imposible. El bebé se comunica por medio del lenguaje corporal, el llanto y demás pistas verbales. Siguiendo estas pistas podrás comunicarte con él.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Sonríe y respóndele a tu bebé cuando arrulle y te "hable" en su propio idioma especial de bebé. A tu recién nacido le encanta escuchar tu voz y le encanta saber que escuchas la suya. Intenta repetir los mismos sonidos que hace tu bebé y espera que él responda con un sonido diferente. Sonríe cuando él lo haga. Esto lo ayudará a entender el dar y recibir de la comunicación, y que te parece importante lo que él dice. También lo ayudarás a desarrollar sentimientos de seguridad y confianza en sí mismo.

  2. Usa palabras para hablarle a tu recién nacido cuando se comunique contigo. Tu bebé usa su capacidad de llorar y arrullar como medio de comunicación. Puede tener hambre, estar cansado, tener el pañal sucio o sólo puede querer jugar contigo. Cuando se comunique de esta forma, usa palabras para hablar de sus necesidades. Si llora porque te está intentando decir que necesita que le cambies el pañal, di algo así como: "Veo que tienes el pañal sucio. Mamá va a cambiarte ese pañal mojado y con olor feo ahora mismo. Lo voy a tirar y reemplazar con este pañal nuevo y limpio para que te sientas mejor". El sonido de tu voz le resultará reconfortante y estarás sentando las bases para el futuro aprendizaje del vocabulario y la comprensión del idioma.

  3. Crea un diálogo con las cosas que estás haciendo o las cosas que tu recién nacido pueda ver mientras están juntos. Los bebés aprenden a hablar al escuchar palabras, escuchándote y probándolas. Si bien un recién nacido es demasiado pequeño como para intentar hablar, aún así es necesario que escuche palabras. Si tu bebé está en su columpio observándote mientras lavas los platos, dile lo que estás haciendo. Dile por qué los enjuagas antes de ponerlos dentro del lavaplatos y lo que hace el lavaplatos. Puede resultar aburrido, es cierto, pero a él le encantará escuchar tu voz, además que necesita tener contacto con las capacidades de comunicación verbales.

  4. Responde a la comunicación de tu bebé haciendo lo que necesite lo más rápido posible. Si respondes cuando llora porque tiene hambre, le estarás comunicando que te encargarás de él cuando tenga hambre. Si respondes cuando llora de dolor, le estarás comunicando que lo harás sentir mejor.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por noelia menéndez