Cómo comunicarse con niños

Los niños necesitan aprender y comprender las habilidades básicas de comunicación para avanzar en la vida. Los niños que aprenden las habilidades de escuchar, hablar y escribir antes pueden tener más éxito en la comprensión de lo que se espera de ellos y expresándose en formas saludables y productivas, afirma la University of Delaware. La interacción entre compañeros y adultos es importante en el desarrollo de vías de comunicación y al enseñar a los niños cómo relatar sus sentimientos, preguntar y aprender en una variedad de ambientes y escenarios.

Exhibir buenas habilidades de escucha

Escuchar es una habilidad para niños y adultos. Escuchar a los niños les ayuda a aprender cómo expresar sus sentimientos, preocupaciones e ideas. Uno de los mejores métodos para enseñar a los niños a escuchar las ideas, sentimientos o peticiones de los demás es escuchar los de ellos también. Este equilibrio anima a los niños a mantener el interés y la curiosidad por el mundo que les rodea y con sus compañeros y adultos al mismo tiempo, sugiere Focus Adolescentes Services.

Alienta la comunicación verbal

Alentar a los niños a expresarse, independientemente de su edad, también significa enseñarles la diferencia entre la verbalización apropiada e inapropiada. Alentar a los niños a hablar, dice Focus Adolescent Services, significa pedirles que compartan ideas mientras escuchan activamente lo que tienen que decir. Mantener el contacto visual y apagar la televisión, la radio o bajar el periódico o revista cuando un niño está hablando refuerza que lo que tiene que decir es importante para ti y también le enseña un comportamiento cortés hacia los demás cuando están hablando.

Resiste la tentación de interrumpir

Los niños, sin importar la edad, puede que no siempre se expresen de forma rápida y claramente. Si un niño tiene dificultades para explicar algo, estimúlalo suavemente para continuar, sugiere la University of Delaware. No te impacientes con un niño que parece estar hablando en círculos, sino guíalo con cuidado para ser más precisos o intentar explicar con más detalle lo que quiere decir o está tratando de expresar.

Lee los signos

Presta atención a las señales visuales que ayudan a comprender cómo un niño puede estar sintiéndose, incluso si se está expresando con claridad. También sé consciente de tus propias señales visuales. Evita la visualización de la ira o la impaciencia con tus expresiones faciales o la postura cuando te comuniques con un niño recalcitrante o enojado. Mantén el contacto visual y anima al niño a expresar lo que siente y por qué.

Anima las preguntas

Resiste la tentación de preguntar a un niño una pregunta de sí o no si estás intentando conseguir que se comunique contigo, ya que esto sólo conduce a callejones sin salida, declara Focus Adolescent Services. Pide al niño que comparta sus sensaciones o ideas y comparte las tuyas propias también. Alienta las discusiones educadas y el diálogo.

Sabe cuando detenerte

No esperes que un niño de 6 años de edad, o incluso uno de 17 años de edad, sea capaz de comunicar todo. Respeta la privacidad, pero deja que tu niño sepa que siempre estás dispuesto a escuchar cuando él está listo para hablar. La inquietud, el mirar fijo, la distracción y la terquedad pura son indicios de que tu hijo no está dispuesto a compartir o expresarse a en ese momento. Respeta los sentimientos y déjalo ir. Inténtalo de nuevo más tarde.

Más galerías de fotos



Escrito por denise stern | Traducido por mariano abrach