Comunicación entre el padre y su hija

La comunicación entre padres e hijas puede ser explícita, pero también muy compleja. Joe Kelly, autor de "Dads and Daughters: How to Inspire, Understand and Support Your Daughter When She's Growing Up So Fast", afirma en un artículo del sitio web the Family TLC , que los padres juegan un papel muy importante en la forma en que sus hijas se perciben a sí mismas. La comunicación y el trato que los padres tienen con sus hijas influyen en sus relaciones y no sólo con ellas mismas sino también con los demás.

Obstáculos

Muchas veces se requiere de un esfuerzo adicional para que los padres puedan comunicarse y relacionarse con sus hijas. Las causas de esto pueden radicar en la educación, o en el simple hecho de que las mujeres siguen siendo un misterio para algunos hombres. Pedir consejo puede resultar difícil para muchos padres. También, ellos pueden quedar atrapados en un pensamiento estereotipado como el de creer que como adulto lo debe saber todo, que eres el gran proveedor financiero o el segundo en línea. Este tipo de pensamientos pueden ser difíciles de superar, además de que pueden impedir la comunicación entre padres e hijas.

Fortalecimiento de la comunicación

A cualquier edad, los padres pueden conversar con sus hijas preguntándoles si quieren que las escuchen o que les ofrezcan una solución. Esto permitirá una mayor apertura ante los consejos que un padre puede ofrecer a sus hijas en el futuro. Los padres e hijas pueden comunicarse a partir del deporte, salir de pesca, hacer caminatas, jugar videojuegos o lavar el coche. Lo que sea que decidan hacer, las actividades fomentan la convivencia y la conversación. Por último, los padres pueden participar y conocer mejor la vida de sus hijas al conversar con ellas y ofrecerles su apoyo y aliento al participar en sus actividades e intereses.

Inteligencia emocional

En un extracto del libro "Between Fathers and Daughters: Enriching and Rebuilding Your Adult Relationships" , la Dr. Linda Nielsen, renombrada experta, docente e investigadora de las relaciones entre padres e hijas reconoce que el principal obstáculo de comunicación entre ambas partes es que a las niñas se les educa para que desarrollen capacidades de comunicación más emocional y social que a los niños pequeños. La Dr. Nielsen recomienda practicar la inteligencia emocional que interpreta lo que la otra persona está sintiendo, en lugar de enfocarse exclusivamente en los hechos. Por ejemplo, una hija que se acerca a su padre para conversar cuando él llega a casa puede entender mejor la necesidad del padre de relajarse después del trabajo, antes de conversar. De igual modo, el padre puede detenerse para atender a su hija cuando ella se acerca para conversar. El tiempo es clave para que ambas partes logren una mejor comprensión.

Mensajes en primera persona

Los padres deben aprovechar el uso de los mensajes en primera persona al hablar con sus hijas. Ellos deben practicar la escucha activa sin interrumpir y hacer una pausa antes de responder. Por ejemplo, una hija adolescente te dice que está pensando en comprar un coche usado que vio en una página web. En lugar de responder con "¿Cuánto dinero tienes ahorrado? o “Ni siquiera tienes trabajo". Debes intentar responder algo así como: "Entiendo que estás emocionada. Estoy muy orgulloso de ti por ahorrar dinero de tu trabajo en verano, pero tengo que sentarme contigo y mirar la página web. Después podremos discutir todas las opciones posibles antes de que realices la compra". Este diálogo mantiene las líneas de comunicación abiertas y aumenta la comprensión.

Más galerías de fotos



Escrito por karen kleinschmidt | Traducido por xochitl gutierrez cervantes