¿Qué es la comunicación efectiva?

La comunicación es el proceso de compartir información, ideas y sentimientos entre las personas a través del habla, la escritura o el lenguaje corporal. La comunicación efectiva se extiende al concepto de exigir que el contenido transmitido sea recibido y entendido por alguien de la manera que se esperaba. Los objetivos de la comunicación efectiva incluyen la creación de una percepción común, el cambio de comportamientos y la adquisición de información.

Componentes

El acto de la comunicación comienza con el procesamiento interno sobre la información o los sentimientos que deseas compartir con otra persona (llamado codificación). Después de la codificación, el mensaje se envía a través de palabras, ya sea verbalmente o por escrito, que completa la codificación. En el otro extremo de la comunicación se está recibiendo e interpretando lo que se envió (llamado decodificación). El destinatario puede y debe confirmar la recepción al remitente para cerrar el ciclo de la comunicación.

Contexto

Tener en cuenta el contexto de la comunicación mejora su eficacia. El contexto toma en cuenta la edad, la región, el sexo y las capacidades intelectuales del destinatario. También es útil para evaluar la receptividad y el estado emocional del remitente y el receptor en el momento de la comunicación. Por ejemplo, cuando se habla con un niño de escuela primaria acerca de la importancia de cepillarse los dientes, debes elegir diferentes palabras y ejemplos que utilizarías para hablar con un adolescente o un adulto.

Lenguaje corporal

También llamada la comunicación no verbal, el lenguaje corporal incluye la postura, posición de las manos y los brazos, el contacto visual y la expresión facial. Los niños aprenden a leer el lenguaje corporal como una forma de mejorar la comprensión de la intención del hablante. El lenguaje corporal que está en consonancia con el contenido verbal mejora la comprensión. El lenguaje corporal que sea incompatible con el contenido crea una pregunta en la mente del oyente sobre el mensaje real. Por ejemplo, alguien puede estar diciendo, "Tengo muchas ganas de escuchar tu opinión al respecto". Sin embargo, si la persona está mirando a otro lado, con los brazos cruzados o escribiendo un mensaje de texto al mismo tiempo, su lenguaje corporal comunica un mensaje completamente diferente. La comunicación efectiva requiere que el contenido y el lenguaje corporal brinden el mismo mensaje.

Interferencia

Las emociones pueden interferir con la comunicación efectiva. Si el remitente está enojado, su capacidad de enviar mensajes efectivos puede verse afectada negativamente. De la misma manera, si el destinatario está molesto o no está de acuerdo con el mensaje o el remitente, puede escuchar algo diferente de lo que pretendía el remitente. Tener en cuenta las emociones, el lenguaje y las barreras conceptuales, es esencial para una comunicación efectiva.

Escucha activa

La comunicación efectiva es un proceso recíproco que incluye la escucha. La escucha exitosa requiere el contacto visual, el procesamiento objetivo y retroalimentación para el orador. La escucha activa puede implicar pedir aclaración de dudas o reformular lo que se escuchó para asegurar que la intención del mensaje enviado se ha recibido correctamente. La escucha activa se vuelve particularmente importante cuando la comunicación incluye contenido emocional. Por ejemplo, si tu hijo adolescente dice: "Mi profesor de Inglés me odia," una respuesta de escucha activa podría pedir ejemplos o parafrasear el contenido emocional diciendo: "Suena como que estás teniendo un momento difícil en la clase de inglés".

Más galerías de fotos



Escrito por barbara brown | Traducido por dayana trillo